Madrid, España.- El presidente de la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales (ACNO), Mario Vázquez Raña, expresó hoy el apoyo de los 205 comités que representa al Código Mundial Antidopaje, pero pidió que "no se castigue a los deportistas por culpa de los gobiernos" que no lo suscriban.
"Pido a la AMA que busque la forma de que trabajemos unidos pero siempre a favor de nuestros atletas. Con la Carta Olímpica se pueden organizar unos Juegos sin depender de nada, pero esa no es la vía que queremos. Al hacerlo salvaríamos los Juegos, pero no haríamos la labor que tenemos que hacer. Les invito a que nos guíe la ética, los principios, la moral, la honestidad, el juego limpio y la salud para nuestros deportistas", declaró.

El directivo mexicano indicó que la III Conferencia Mundial Antidopaje que se celebra en Madrid "debe marcar una nueva etapa para enfrentar todo lo que está en contra del deporte y para erradicar este nocivo flagelo que tanto daño hace a la juventud deportiva y al movimiento olímpico".

En su opinión, las conclusiones de Madrid marcarán en gran parte el futuro de la lucha contra el dopaje, por lo que es importante lanzar un "mensaje de unidad y firmeza" sobre la decisión del "movimiento olímpico y los gobiernos de trabajar por el bien de la juventud".

"Estamos decididos a llevar esta batalla hasta sus últimas consecuencias. Aún nos falta mucho por hacer y por ello me uno a la llamada del COI para que las federaciones internacionales y los comités nos sumemos a los mandatos de la AMA y sabemos que para ser eficaces la política de tolerancia cero debe ser aplicada también por los gobiernos", añadió.

Vázquez Raña, que calificó como un "éxito" el hecho de que 70 gobiernos hayan firmado ya la Convención de la UNESCO para suscribir el Código Mundial, expresó su confianza en que antes de 2010 esté aceptado por todos los comités y afirmó que "nunca antes el movimiento olímpico había encarado una situación tan compleja.

"Es justo reconocer la clara visión del presidente Juan Antonio Samaranch cuando en el 99 nos convocó a enfrentar con firmeza la lucha contra el dopaje y quiero destacar el papel del actual presidente, Jacques Rogge, y el reconocido liderazgo que ejerce en esta gran batalla del movimiento olímpico por reservar sus valores y mantener ante el mundo el prestigio y la firmeza que tanto ha conquistado su política de tolerancia cero en cuestiones de dopaje", concluyó.