Flor zamarrón
En la actualidad hay muchas personas que están atentas a los cambios que va sufriendo su apariencia física, por tal motivo se someten a tratamientos para desvanecer cicatrices o las inevitables líneas de expresión que aparecen con la edad.
Existe un procedimiento médico, el peeling, que significa exfoliación química. Hay varios tipos de peelings, pero los más utilizados son para tratar el envejecimiento prematuro y las manchas por acné.

La doctora María de los Angeles Madrazo Salazar, especialista en la aplicación de peelings en la localidad, explica que se utilizan agentes exfoliantes que no se aplican normalmente en una limpieza facial.

"Por tal motivo, es importante diferenciar un peeling de una limpieza facial, ya que muchas personas lo confunden. El peeling es la aplicación de un químico y otros despigmentantes, los cuales se deben aplicar por una persona que esté capacitada, por un médico, cuya especialidad sea afín a la cirugía plástica o la dermatología", aseguró la doctora.

De qué se trata

Básicamente lo que hace el químico que se aplica es penetrar la epidermis, desprenderla y la piel se renueva. Se acelera el procedimiento de renovación celular, además acelera la producción de colágeno, para que la piel se vea más lozana, más luminosa, más tersa; y el paciente siente todos esos cambios cuando se le realiza un peeling.

La doctora comenta que hace 50 años este procedimiento se realizaba con una lija, porque no había químicos especializados, así es que raspaban la piel para que saliera la piel nueva.

Además afirma que el peeling va a tener un efecto en la capa superficial de la piel, que se llama epidermis y va a provocar un desprendimiento de la misma y tendrá que ser controlado por el médico, quien indicará el número de capas que le colocará a cada paciente para atenuar el problema. Considerando que si se aplica una capa el resultado es más superficial, si se colocan dos, es medio, y de 4 a 6 sería un peeling profundo. De eso dependerá qué tanto se desprenderá la epidermis, qué tanta descamación va a haber, cuál será el tiempo de recuperación y cuál será el resultado final.

Los peelings más superficiales tienen un resultado menor y se tarda en ver el cambio del paciente, por otra parte un peeling profundo va a tener un efecto drástico, aunque tendrá más tiempo de recuperación, aproximadamente una semana, pero la reacción es buena y notoria.

Este tipo de tratamiento, la doctora Madrazo lo recomienda para pacientes que tienen marcas de envejecimiento prematuro, es decir, manchas, líneas de expresión o flacidez de la piel. También puede ser utilizado por pacientes jóvenes e incluso adolescentes que sufren de acné y así desvanecer un poco las cicatrices que deja en el cutis.

Existen diferentes sustancias que se aplican para distintos casos, ya sea para pacientes de mayor edad. Hay peelings especiales para envejecimiento, donde se utilizan varias sustancias para regresarle a la piel la hidratación que ha perdido.

Las indicaciones

Es importante mencionar que un paciente debe preparar su piel por lo menos 2 a 3 semanas antes de hacerse cualquier peeling, aunque éste sea superficial. El paciente debe de estar supervisado por un experto y preparar su piel con medicamentos que previamente le van a indicar en el consultorio.

Después de realizárselo va a llevar un tratamiento de mantenimiento, además de tener recomendaciones para el cuidado; la más importante es no exponerse al sol en las primeras horas del procedimiento y en las horas que le siguen cuando viene la descamación, ya que la piel está muy sensible.

La doctora María de los Angeles recomienda a los pacientes que están buscando hacerse un peeling, que busquen un consultorio médico, no un lugar en donde existan cosmetólogos, porque no es lo mismo, ya que los interesados deben de checar qué sustancias se les aplicarán.

"Se les debe decir qué efectos secundarios pueden tener, además las precauciones después del procedimiento, ya que se pone en riesgo la cara del paciente", aseguró.

En general, comenta, los peelings tienen un efecto muy bueno, son muy benéficos, ya que se va a exfoliar la piel, se recupera la superficie, se remodela y también se estimula la producción de colágeno.

En los pacientes que ya tienen envejecimiento va a eliminar las capas superficiales, donde se aloja al pigmento que da lugar a las manchas, eso las hará menos aparentes.

Asegura que en un peeling se tiene que hacer un plan de trabajo, un solo peelings no funciona. Puede haber en 4 peeling, un espacio de 3 a 4 semanas entre cada uno, dependiendo del
peeling que se trate.

"Para el primer peeling, primero es la preparación, después un tratamiento de mantenimiento entre uno y otro y se pueden hacer hasta un promedio de 4 a 6 peelings.

"Hay un tipo de peeling profundo que sólo se aplica una vez al año, es muy especial y es para pacientes muy preparados con medicamentos previos, éste es para quienes tienen un daño muy severo en la cara".

Diferentes tipos de peelings

También comenta que se realizan peelings en el cuello o en las manos, se pueden hacer dependiendo de lo que necesita el paciente sobre todo cuando hay manchas, cuando la piel está muy agrietada, cuando existen muchas cicatrices o acné, también se puede hacer un peeling completo en la espalda.

Comenta que en México, los últimos 17 años han sido los de mayor boom o éxito de los peelings y se han preparado gran parte de ellos y otros vienen de Europa; son fórmulas magistrales que se utilizaron desde hace 50 años y siguen vigentes por el efecto que tienen, no obstante que son fórmulas muy antiguas.

Por esta razón y por muchas más recomendaría el peeling, aunque comenta que no todos los pacientes lo requieren, pero son aconsejables para un tratamiento auxiliar ya sea acné, envejecimiento, manchas; es algo complementario al tratamiento médico.

El primer peeling se puede aplicar a partir de la adolescencia si el paciente tiene acné. El paciente promedio viene a partir de los 16 años en busca de un tratamiento y se le ofrece un peeling como complemento. A partir de los 30 años, también se comienzan a ver pacientes que tienen envejecimiento prematuro y se hacen los peelings para disminuir manchas, arrugas y líneas de expresión.

No hay límite de edad, siempre y cuando se prepare la piel, que lleve un tratamiento de precaución para recibir un peeling.

El dato

La doctora María de los Angeles Madrazo Salazar estudió medicina y se graduó en 1994 en la Escuela de Medicina Ignacio A. Santos del Tecnológico de Monterrey. Posteriormente realizó estudios en dermatología en el Hospital Central Militar, donde recibió su título de especialista en 1999.

Hasta la fecha ejerce la práctica privada en el Centro Hospitalario La Concepción, en Ramos Arizpe tiene otro consultorio y ejerce como titular de dermatología del turno vespertino de la Clínica 2 del IMSS.

Le enseñaron a aplicar peeling cuando estaba en la especialidad de dermatología, de esto ya hace 10 años, desde ese momento lo empezó a utilizar y ya tiene 9 años de experiencia en consultas privadas.