Berlín, Alemania.- El Bayern encajó hoy su primera derrota de la temporada ante el actual campeón, el Vfb Stuttgart, que se mostró claramente superior y ganó por 3-1 pese a lo cual el equipo de Ottmar Hitzfeld conserva el liderato de la Bundesliga.
La derrota ante el Stuttgart, que por momentos amenazó tomar visos de catástrofe, es hasta ahora el punto culminante de una minicrisis que se ha ido incubando en el Bayern en las últimas semanas.Tras un comienzo arrasador en la Bundesliga, el Bayern llevaba dos jornadas sin marcar -dos empates sin goles ante el Borussia Dortmund y el Eintracht Frankfurt- y en la Copa de la UEFA tampoco pudo ganar su último partido ante el Bolton que se saldó con un empate a dos.En el partido ante el Bolton, Hitzfeld había optado por reservar a varios hombres importantes, lo que después produjo un ataque de ira del presidente del consejo directivo del Bayern, Karlheinz Rummenigge, que criticó públicamente a Hitzfeld y se echó encima a los jugadores.El Stuttgart, en cambio, tras un mal comienzo, venía en plan de recuperación y había conseguido dos victorias consecutivas en las últimas dos jornadas que, aunque habían sido sin mayor brillo y por la mínima diferencia, parecían anunciar la resurrección de un campeón a la baja.La resurrección del Stuttgart se confirmó hoy pues en el campo apareció de pronto el mismo equipo que había dominado la Bundesliga en la temporada pasada, con la misma mentalidad agresiva y desenfadada que se había extrañado hasta entonces.El Bayern pareció no estar preparado para ello y a la media hora de juego ya estaba perdiendo 2-0, con goles de Mario Gómez y del turco Yildiray Bastürk.Gómez marcó el tercero antes de que los equipos se fueran al descanso. Hasta la jornada de hoy, el Bayern sólo había encajado cuatro goles en la Bundesliga. Al Stuttgart le bastaron 45 minutos para hacerle tres y sentenciar el compromiso de antemano.El gol de descuento logrado por Luca Toni en el minuto 86 sólo sirve para maquillar una tarde negra de los bávaros.La derrota del Bayern hubiera podido costarle el liderato pero el Hamburgo empató con el Schalke 1-1, con lo que queda a un punto de los bávaros y, además, pierde de momento el segundo lugar con el Werder Bremen.El Bremen hoy arrasó al Karlsruher SC y ganó por 4-0 en un partido en el que Diego volvió a ser el hombre clave del equipo hanseático.Diego marcó los dos primeros goles del Bremen -el primero con un remate de media distancia y el segundo al culminar un contragolpe desde fuera del área- e inició además la jugada del tercero, marcado por el portugués Hugo Almeida.El cuarto del Bremen lo marcó de cabeza el brasileño Naldo, aprovechando un lanzamiento de falta desde la banda derecha del danés Daniel Jensen.La goleada hoy convierte al Bremen en el equipo más goleador del torneo y, además, lo pone segundo, a sólo un punto del Bayern.Ahora, en todo caso, la Bundesliga está abierta, con tres equipos que se disputan el liderato y que tienen el potencial para mantenerse en la pelea por el título hasta el final de la temporada.De momento, la idea de que la temporada alemana iba a ser tan solo un paseíllo soberano del Bayern hacia el título parece caduca, pese a que el equipo de Hitzfeld se mantenga como líder.En los otros partidos jugados hoy, el Hertha derrotó por 1-0 al Hannover 96, el Hansa Rostock ganó por 3-2 ante el Energie Cottbus y el Borussia Dortmund y el Eintracht Frankfurt empataron 1-1.Ya anoche el Bochum había derrota a domicilio por 2-0 al Duisburgo.La jornada la completarán mañana los partidos Arminia Bielefeld-Núremberg y Wolfsburgo-Bayer Leverkusen.