Karina Avilés/La Jornada
Ante la falta de oportunidades aquí, cada año salen unos 20 mil paisanos con alta escolaridad
México, D.F. .- El éxodo de talentos mexicanos -el cual asciende a 575 mil profesionistas- ha costado al país más de 100 mil millones de pesos, cantidad cuatro veces mayor al presupuesto de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), reveló el subsecretario de Educación Superior, Rodolfo Tuirán.

Asimismo, la cifra representa 25 por ciento de los recursos que ejerce la Secretaría de Educación Pública (SEP) hoy día, afirmó.

La emigración calificada muestra un preocupante incremento, ya que cada año abandonan el país unos 20 mil connacionales con altos niveles de escolaridad, agregó.

La falta de oportunidades, el desempleo, la carencia de infraestructura que acoja a esos mexicanos, el círculo vicioso de la escasez de plazas en las universidades públicas y la oferta de mejores oportunidades salariales y de desarrollo en otras naciones son algunas de las causas de la salida de mexicanos talentosos, de acuerdo con funcionarios y especialistas.

En el seminario internacional Fuga de cerebros, movilidad académica y redes científicas, Carmen García Guadilla, del Instituto Internacional de la Educación Superior para América Latina y el Caribe de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), alertó sobre el peligro de que este fenómeno produzca diferencias extremas entre regiones y países y genere "escenarios de acuerdo con intereses de otros".

Subrayó la necesidad de reconocer que el conocimiento es un bien público. Añadió que hace falta generar mayor interconexión entre los países de la zona.

El seminario se realizó en el auditorio Pedro Ramírez Vázquez de la rectoría general de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), donde Tuirán señaló que en Estados Unidos hay 552 mil mexicanos con licenciatura, maestría y doctorado y en la Unión Europea viven otros 23 mil profesionistas.

Por cada cinco personas con maestría y tres con doctorado residentes en México, hay otro connacional en Estados Unidos.

Así, abundó, de 15 mil profesionistas que perdió el país anualmente en el quinquenio 1995-2000, la cifra aumentó a 20 mil por año.

Maestros dejan escuelas públicas

Apuntó que cada estudiante en el nivel licenciatura representa para el Estado una inversión de 45 mil pesos anuales, y una carrera tiene una duración promedio de cuatro años.

Eso significa que el costo al país por más de medio millón de profesionistas en el extranjero es de unos 103 mil millones de pesos.

Para este año, el presupuesto de la SEP es de 438 millones de pesos, mientras el de la máxima casa de estudios es de 24 mil 337 millones 73 mil 934 pesos.

Por su parte, la especialista Elizabeth Balbachevsky, de la Universidad Federal de Sao Paulo, Brasil, destacó la importancia no sólo de la fuga de cerebros hacia el extranjero, sino del éxodo de estos profesionales, que en sus propias naciones tienen que emigrar hacia universidades privadas ante lafalta de plazas en las instituciones públicas.

En ese contexto, advirtió que el problema consiste en que en muchas instituciones de paga no existen ambientes para la investigación y, por tanto, "en tres años se pierde" la inversión realizada en dichos profesionales.

En su intervención, el investigador de la UNAM Roberto Rodríguez aseveró que el éxodo de personas calificadas no puede pensarse fuera de una renovada política migratoria bilateral, ante lo que significa para nuestro país la pérdida de 10 por ciento de su población total.

De acuerdo con las estimaciones, recordó, habrá 11.2 millones de paisanos en Estados Unidos, mientras la población de origen mexicano en el país vecino es de 18.6 millones.

En su turno, Magdalena Fresán, rectora de la UAM-Cuajimalpa, enfatizó que es necesaria una política de migración y de atracción, entre otros motivos, porque en una década deberá haber un cambio de la planta académica en las instituciones educativas, debido a que el promedio de edad de sus investigadores es de 55 años.