Xalapa, Veracruz.- El tradicional mercado "Jauregui" en la ciudad mexicana de Xalapa es célebre porque a diario lo vistan cientos de personas que buscan hierbas para hechicería y también plantas medicinales, muchas de las cuales están en riesgo de extinción.
El mercado, con 70 años de antigüedad, tiene 50 comercios legalmente establecidos donde son vendidas plantas medicinales prehispánicas, que están perdiendo terreno ante más de 300 artículos para realizar magia blanca y negra.

Cecilia Chacón, quien lleva 20 años ofreciendo plantas medicinales en este mercado, dice que las hierbas que más vende son el árnica para lavar heridas y la "cola de caballo" para terminar con el "mal de orina", es decir para que los niños no se orinen en la cama mientras duermen.

Otra hierba socorrida es "la tila" para controlar los nervios, el "zapote blanco" y "mar rubio" que combaten la diabetes, según Chacón.

Pero también hay hierbas para retirar "malos aires", el "espanto" y los "dolores de cabeza", provocados por hechizos, según dicen habitantes de Xalapa, capital del estado de Veracruz, en el Golfo de México.

En México, según un estudio de la Secretaría de Salud del Gobierno de Veracruz, hay más de 5.000 especies de plantas medicinales, de las cuales 900 se ubican en territorio veracruzano, cuna de hechiceros.

La importancia de la medicina prehispánica es tan relevante en esta región que el Gobierno de Veracruz creó un Jardín Botánico para apoyar los estudios de la "Medicina Tradicional".

"Veracruz tiene una gran tradición de medicina tradicional, casi el 20 por ciento de nuestra población se cura con medicina herbolaria, por razones económicas y por razones culturales", dijo en días pasados el gobernador veracruzano, Fidel Herrera.

La universidad pública de Veracruz anunció la creación de un Centro de Desarrollo de la Medicina Indígena, el cual agrupará a diez organizaciones de médicos tradicionales.

Muchas de las 900 principales plantas medicinales de Veracruz han comenzado a extinguirse por lo que cada día es más difícil ejercer la medicina indígena, según denunció el presidente de la Organización de Médicos Descalzos Monte Alto, Miguel Torres Cruz.

"La verdad es que en la zona ya es escasa, antes no se tuvo el cuidado de las plantas y ahora nada más donde quedan es en la serranía", aseguró.

Uno de los líderes de medicina tradicional del sur de Veracruz asegura que la mayoría de estas plantas han comenzado a extinguirse en territorio veracruzano, por lo que es más difícil para los más de 1.500 médicos indígenas ejercer la profesión y curar de enfermedades a sus pacientes.

Por ejemplo, dice, una de esas plantas que se ve ya pocas veces es la denominada "cancerina", que se utiliza precisamente para contrarrestar todo tipo de cáncer.

Pero los comerciantes del mercado "Jauregui" han sabido adaptarse a la demanda del público y ofrece imágenes de Santísima Muerte y de Judas Tadeo, líquidos para atraer el amor o deshacerse de las envidias, levantar negocios, llamar clientes y para romper hechizos y maleficios diabólicos.

"Nosotros vendemos plantas medicinales, productos esotéricos, herbolarios, y para 'limpias' tenemos hierbas, lociones, jabones, veladoras y amuletos", dice Patricia Anguiano, con 30 años de experiencia en este negocio.

"La gente viene y pide lo que necesita para magia negra o blanca, aunque eso sí, yo no doy recetas para hacer daño a una persona, aquí la gente viene y trae su lista y lo pide para hacer brebajes", agrega Anguiano.