Notimex
Londres.- Presuntos piratas somalíes secuestraron hoy un buque de carga griego en aguas del Golfo de Adén, cerca de las costas somalíes, pese a la presencia de embarcaciones militares de la Unión Europea (UE) que vigilan la zona.
El barco MV Saldanha, propiedad de una compañía griega, fue asaltado por un grupo de piratas marítimos, a unos 100 kilómetros del buque militar británico HMS Northumberland, según un reporte de la cadena BBC de Londres.

Jonah Fisher, periodista de la cadena británica, que viaja a bordo del HMS Northumberland para cubrir su misión en el Golfo de Adén, explicó que el buque militar recibió un llamado de auxilio del capitán del carguero griego.

En su mensaje por radio, el capitán informó de que los piratas habían abordado su embarcación y que había recibido la orden de advertir al embarcación británica mantenerse lejos y no intentar detenerlo.

El ministerio británico de Defensa confirmó el secuestro del carguero griego, aunque omitió dar mayores detalles de los ocurrido, argumentando razones de seguridad.

Fuentes de la Marina Mercante de Grecia informaron que el barco secuestrado es el Saldanha, un carguero con bandera de Malta, con 22 tripulantes a bordo y que transportaba carbón hacia Eslovenia.

El HMS Northumberland forma parte de una flota de varios barcos de países miembros de la UE que fueron desplegadas al Golfo de Adén a fines del años pasado para combatir la piratería en las costas somalíes, que aumentó de manera considerable en 2008.

El secuestro del buque es el segundo de un buque griego en lo que va del año, luego de la captura de una embarcación en enero pasado cerca de la costa de Camerún.

A diferencia de lo ocurrido con el Saldanha, la presencia de las fuerzas europeas hace unos días frustró el asalto a un buque petrolero.

Cerca de un centenar de embarcaciones extranjeras fueron secuestradas en 2008 por piratas somalíes en aguas del Golfo de Adén, en el Océano Indico entre Yemen, en la costa sur de la Península Arábiga, y Somalia, en el este de Africa.

Se estima que los piratas somalíes tienen aún en su poder al menos a una veintena de barcos de diferentes nacionalidades, entre ellos el petrolero saudita "Sirius Star" con 300 mil toneladas de crudo, valuadas en 100 millones de dólares, y unos 300 rehenes.