Arturo Estrada
México.-Para bajar los indicadores de corrupción entre la Policía Municipal, ayer arrancó un programa "antimordidas", el cual tiene como eje difundir entre la población la cultura de la denuncia a fin de purgar de la corporación a los elementos que pidan dinero a cambio de no aplicar las infracciones correspondientes.
Si bien en parte se ha reducido el problema entre los patrulleros, recordando que son monitoreados a todas horas por cámaras instaladas en los vehículos, se sospecha que el resto de los elementos pueden caer en el cohecho.

Dos los culpables

"Para que se dé el acto de corrupción se requiere de dos partes. Queremos pedirle a la ciudadanía que si alguien le pide una mordida que no participe, que denuncie al elemento y nosotros actuaremos en consecuencia", dijo.

El funcionario municipal afirmó que se va a iniciar de inmediato la campaña, mediante la difusión del mensaje.