La noticia llega después de que el Tribunal Supremo de California legalizara los matrimonios gays, en contra de la opinión del gobierno del Estado
El secretario del condado de San Diego (EU), Gregory Smith, aseguró que evalúa permitir que los funcionarios se nieguen a oficiar bodas entre personas del mismo sexo por motivos morales o religiosos, informaron hoy medios locales.

La noticia llega después de que el Tribunal Supremo de California legalizara los matrimonios gays, en contra de la opinión del gobierno del Estado.

Smith afirmó que aunque no recibió ninguna petición por parte de empleados públicos de San Diego para que fueran eximidos de casar homosexuales, pretende respetar las creencias de quienes se manifiesten en desacuerdo con la legalización de los matrimonios gays.

"No creo que nadie quisiese que alguien que es hostil a tus creencias oficie tu ceremonia", dijo Smith, para quien no es correcto "forzar a los empleados a que lo hagan".

La pasada semana, el Tribunal Supremo de California desautorizó la prohibición estatal que impedía a personas del mismo sexo contraer matrimonio, lo que supondrá que los funcionarios serán solicitados para celebrar bodas de parejas gays a partir del próximo mes.