Foto: Especial
El Universal
El Mexsat Bicentenario será lanzado al espacio el próximo miércoles junto con un dispositivo británico. El Mexsat brindará servicios de telecomunicaciones
Madrid.- Un cohete europeo Ariane-5 debe despegar el próximo miércoles de la base espacial de Kurú, en la Guayana francesa, para poner en órbita el satélite mexicano Mexsat Bicentenario, dedicado a telecomunicaciones, y otro británico de uso militar, el Skynet 5D.

El lanzamiento, previsto a las 21.49 GMT, será el séptimo y último este año de la lanzadera europea, capaz de poner en órbita a la vez dos satélites, que en este caso tienen una masa conjunta al despegue de 7 mil 735 kilos, explicó Arianespace en un comunicado.

Según el programa previsto, el cohete despegará 7.3 segundos después de su encendido y ascenderá verticalmente durante 5.4 segundos.

La separación de los primeros elementos se producirá al cabo de 2 minutos y 22 segundos, aunque los satélites lo harán mucho más tarde: el Skynet 5D después de 27 minutos y el Mexsat Bicentenario nueve minutos más tarde.

El satélite británico, fabricado por el constructor europeo Astrium para el Ministerio británico de Defensa, tiene una masa de unos 4 mil 800 kilos, se situará en una órbita geoestacionaria a 25 grados de latitud este y se ha concebido para que tenga una vida útil de una quincena de años.

Será el trigésimo octavo de uso militar lanzado por la lanzadera europea y su misión será ofrecer telecomunicaciones seguras a las Fuerzas Armadas del Reino Unido, a la OTAN y a otros países que ya utilizan satélites de la serie Skynet.

El Mexsat Bicentenario, encargado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México y fabricado por Orbital Sciences Corporation en Virginia (EU), tendrá una masa al lanzamiento de 2 mil 935 kilos con una carga útil de ocho repetidores en banda C y ocho en banda Ku.

Su zona de cobertura será México, ofrecerá servicios de telecomunicaciones desde una posición orbital a 114.9 grados de latitud este durante una duración de vida estimada de 16 años.

Será el quinto satélite mexicano cuya puesta en órbita se confía a Arianespace, como ya ocurrió anteriormente con la serie Satmex 3, 4, 5 y 6.