SAN ANGELO.- Luego de que un tribunal de apelaciones dictó que no tenían derecho de retener a más de 440 niños de una secta polígama, las autoridades de bienestar social de Texas pidieron ayer a la Corte Suprema que suspenda dicho fallo.
SAN ANGELO.- Luego de que un tribunal de apelaciones dictó que no tenían derecho de retener a más de 440 niños de una secta polígama, las autoridades de bienestar social de Texas pidieron ayer a la Corte Suprema que suspenda dicho fallo.

Los Servicios de Protección Infantil solicitaron al tribunal supremo que les permita retener a los niños bajo su cuidado con familias en todo el estado mientras los magistrados estudian la apelación.
"Este es el caso de hombres adultos que obligan a menores de edad a tener relaciones sexuales, sobre mujeres que permiten el abuso sexual de menores de edad, sobre la necesidad de que el departamento tome medidas en medio de circunstancias difíciles sin precedente para proteger a los niños en una situación de emergencia", dijo la agencia.
El Tercer Tribunal de Apelaciones de Austin ordenó el jueves a una corte escindir su decisión de darle al Estado la custodia de un centenar de niños. La corte dijo que la ley estatal permite que los niños sean trasladados sin orden judicial sólo cuando están bajo un peligro físico inmediato, y que al parecer sólo cinco niños de la secta habían sufrido abusos sexuales.

El fallo se aplica sólo a 38 madres que presentaron la demanda judicial, pero podría abarcar a casi todos los niños trasladados en el allanamiento de abril de la finca Eldorado, de la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Ultimos Días.

Autorizan regreso de 12
Las autoridades de bienestar infantil han accedido a que 12 niños de una secta polígama en Texas se reúnan con sus padres en tanto la Corte Suprema emite su fallo.

Teresa Kelly, vocera del abogado de los padres, dijo que la agencia de Servicios de Protección Infantil accedió ayer a que los progenitores vivan con sus niños en el área de San Antonio, bajo supervisión estatal.