La policía checa acusó hoy al ex líder del grupo extremista estadounidense Ku Klux Klan David Duke por respaldar y promover los movimientos que violan los derechos humanos y por negar el Holocausto, según informaron hoy las autoridades policiales locales a dpa.
La policía dijo que acusó a Duke por la presunta negación del genocidio perpetrado por el régimen nacionalsocialista en Europa.

La declaración se encuentra en un libro cuya traducción Duke fue a promocionar a la República Checa.

Según la legislación checa, los negacionistas pueden ser condenados a hasta 10 años de prisión.

En los últimos meses, las actividades políticas de grupos derechistas checos han ido en aumento. Incluso se han realizado provocadoras marchas a través de ghetos de gitanos.