La operación de mayores resultados, con 14 capturas, se produjo cerca de Tibú (Norte de Santander), en una zona rural con seis predios sembrados de coca.
Bogotá, Colombia.- Un total de diecinueve milicianos de la guerrilla de las FARC, que se dedicaban a tareas de narcotráfico e inteligencia, fueron capturados por la policía colombiana en tres acciones distintas, informaron hoy fuentes oficiales.

Las capturas se registraron en los departamentos de Norte de Santander (nordeste), Antioquia (noroeste) y Meta (centro este), precisó un comunicado policial.

Los detenidos pertenecen a los frentes 33, 36 y 40 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En las tres acciones participaron también funcionarios de la Fiscalía General y agentes de otros organismos de seguridad e inteligencia estatales.

La operación de mayores resultados, con 14 capturas, se produjo cerca de Tibú (Norte de Santander), en una zona rural con seis predios sembrados de coca.

Según las fuentes, los aprehendidos pertenecen a la "red de finanzas" del frente 33 de la principal guerrilla colombiana.

Los mismos detenidos, detalló el comunicado oficial, "mediante la apariencia de ser campesinos se encontraban realizando actividades de inteligencia contra miembros de la Fuerza Pública para la ejecución de acciones terroristas y también participaban en el procesamiento y comercialización de cocaína".

En el municipio de Anorí (Antioquia), la policía logró desarticular una red de milicianos de la "compañía Felipe Paternina del frente 36 'Jair Aldana Baquero' de las FARC".

Estos milicianos, a quienes las autoridades seguían desde agosto pasado, "eran los encargados de actividades de inteligencia contra miembros de la Fuerza Pública".

También, señaló el mismo reporte oficial, "se dedicaban a cometer acciones terroristas, distribuir panfletos amenazantes a comerciantes de la zona para el pago de vacunas o extorsiones, y actividades relacionadas con el narcotráfico".

Finalmente, en zona rural de la localidad de Uribe (Meta) se detuvo, con apoyo del Ejército, a un "informante de la guerrilla".

Farith Avilés Herrera, alias "El Machetero", era "la persona encargada de informar al frente 40 'Jacobo Arenas' de las FARC sobre los desplazamientos del Ejercito Nacional en la zona, al igual que los movimientos de los integrantes de la policía en el casco urbano".