Robert Imrie/AP
Crandon, Wisconsin, E.U.- Un agente de la fuerza policial local abrió fuego en una zona del norte de Wisconsin ayer y mató a por lo menos cinco personas, dijeron las autoridades.
Un empleado de la Patrulla Estatal, que se negó a revelar su nombre por orden de su departamento, dijo que varios agentes de la patrulla asistieron a la investigación porque el sospechoso es empleado del alguacil del condado de Forest a la vez que agente de la Policía de Crandon.

El supervisor del condado, Tom Vollmar, dijo que cinco o seis personas habían muerto, y un funcionario de una iglesia local dijo que los muertos, según la Policía, eran seis.

El Alcalde de Crandon, Gary Bradley, dijo que el sospechoso también había muerto, "abatido por un francotirador".

El jefe de la Policía de Crandon, John Dennee, que habló frente al Departamento de Policía, a dos cuadras del lugar de los disparos, se negó a aclarar si el sospechoso estaba muerto. Pero afirmó: "Ya no estamos buscando a nadie".

Uno de los muertos es Lindsey Stahl, de 14 años, dijo su madre, Jenny Stahl.

Dijo que su hija la llamó el sábado por la noche para preguntar si podía dormir en casa de una amiga. La madre se lo permitió.

"Estoy esperando que alguien me despierte de este sueño horrible", dijo la madre entre sollozos. "Lo único que escuché es que un novio celoso se volvió loco y los mató a todos".

Crandon es una población de 2 mil habitantes del noreste de Wisconsin, ubicada a 362 kilómetros al norte de Milwaukee.

La actividad principal de la zona es la industria maderera, y además es un centro de caza y pesca deportivas.