Foto: Vanguardia/ Archivo
Milenio
Los federales realizaban un recorrido de vigilancia cerca de la carretera a Saltillo, donde se encontraron con los sicarios que viajaban en dos camionetas.
Zacatecas.- Un enfrentamiento entre pistoleros, presuntos miembros de Los Zetas, y policías federales dejó un saldo de seis muertos.

De acuerdo con el informe preliminar de las autoridades, los hechos ocurrieron alrededor de las 15:30 horas en el entronque de la carretera federal a Saltillo y la carretera al municipio de Concepción del Oro.

Los agentes federales realizaban un recorrido de vigilancia y reconocimiento por la zona aledaña a una estación de servicio de gasolina, cuando fueron agredidos con disparos de armas de grueso calibre.

Al repeler la agresión, los policías abatieron en el lugar a seis de los presuntos zetas.

Elementos de la policía estatal y militares de la unidad de Reacción Inmediata de la Onceava Zona acudieron al lugar en apoyo de los federales.

Ahí fueron decomisadas dos camionetas de reciente modelo, en las que viajaban los agresores, así como armamento y municiones.

Agentes del Ministerio Público de Zacatecas y personal médico Forense acudieron para trasladar los cadáveres a las instalaciones de la Procuraduría estatal y hacer la autopsia de ley a fin de identificar a las víctimas.

El municipio de Concepción del Oro se localiza a 260 kilómetros de la capital de Zacatecas y en los seis meses recientes sus pobladores han sido víctimas de secuestros, robos y amenazas por parte de miembros de la delincuencia organizada, lo cual ha motivado a las autoridades de los tres niveles de gobierno a implementar operativos anticrimen en la zona.

Matan a dos en Chalco

Por otra parte en el Estado de México, la Secretaría de Seguridad Ciudadana informó que en el municipio de Chalco dos hombres perdieron la vida al ser baleados en el interior de su vehículo.

Precisó que los hechos ocurrieron en la avenida Ex Hacienda Xico, casi esquina con calle 2 de Abril, de la colonia Cerro del Marqués.

De acuerdo con los primeros reportes, las víctimas fueron halladas en un automóvil Tsuru, placas MBJ-52-33.

La dependencia refirió que según testigos, las víctimas habían sido perseguidas por los agresores antes de matarlos.

Elementos de la corporación acordonaron la zona, mientras peritos de la Procuraduría estatal localizaron cerca del vehículo al menos 25 casquillos percutidos de distintos calibres.

Mientras en el municipio de San Ignacio, Sinaloa, una persona originaria de Estados Unidos fue ejecutada a balazos en un centro de rehabilitación para minusválidos.

Las autoridades informaron que se trata de Ted Weston, de 56 años, quien era originario de California, Estados Unidos, quien tenía residencia temporal en el poblado de Coyotitlán.

El estadunidense se encontraba en el centro de ayuda para discapacitados Prójimo, cuando arribaron dos sujetos, quienes lo ultimaron a balazos y después huyeron.

En Chihuahua, las autoridades reportaron que hubo dos ejecutados, uno de ellos un comerciante que fue asesinado por varios sujetos, quienes presuntamente lo despojaron de una camioneta a las afueras de su negocio, ubicado en las calles Centeno y Piña, de la colonia El Granjero de Ciudad Juárez.

Los hechos ocurrieron poco antes de las 19:00 horas "cuando dos sujetos le dispararon en varias ocasiones".

Las autoridades municipales detuvieron a dos sospechosos en las calles Elisa Griensen y Aztecas.

Además, la madrugada del sábado, también en ese municipio fronterizo, fue ejecutado de varios disparos un sujeto en las calles Isla Elba e Isla Terranova, en la colonia 16 de Septiembre.

La víctima era de 1.65 metros de estatura y complexión robusta, además en el lugar fueron asegurados 10 casquillos percutidos", señaló la fiscalía.

Finalmente, en Jalisco hubo cinco ultimados. En Puerto Vallarta asesinaron a dos; en el Salto fue encontrado el cadáver de un hombre con heridas de armas de fuego, y en Tizapán el Alto fue hallada muerta una mujer cerca de la carretera Guadalajara-Morelia.

Atender a mexicano, pide CNDH

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Raúl Plascencia, solicitó al ombudsman de Malasia, Tan Sri Hasmy Agam, proteger el derecho a la salud de un mexicano condenado a muerte en aquel país, José Regino González Villarreal.

En una carta, Plascencia manifestó la necesidad de que las autoridades malasias otorguen urgente atención médica al connacional debido a su delicado estado de salud, independientemente del proceso penal que se sigue en su contra.

Pidió a su homólogo que continúe con su intervención, a efecto de hacer valer las atribuciones establecidas en la legislación de su país e invocó los principios generales del derecho internacional.

La misiva es la segunda que el titular de la CNDH envía a su homólogo, a fin de evitar cualquier violación a los derechos humanos de los hermanos González Villarreal, cuya familia informó del delicado estado de salud de José Regino.

Además, reiteró su rechazo a la sentencia de muerte en perjuicio de los hermanos originarios de Sinaloa por un tribunal de Kuala Lumpur, al tratarse de una pena corporal de imposible reparación.