Québéc/Nueva York.- Las fotos de las vacaciones en su Facebook le costaron a una canadiense su pensión por enfermedad. La mujer, de 29 años, estaba de baja por una grave depresión y vivía de los cheques de la aseguradora.

Cuando de repente dejaron de llegar los cheques, comenzó a investigar y averiguó que se le había cortado la ayuda porque ella se había expuesto en la red social de Internet, informó el canal de televisión ABC.

En las imágenes, se la veía con su madre en la playa y bebiendo alegremente en bares.
Québéc/Nueva York.- Las fotos de las vacaciones en su Facebook le costaron a una canadiense su pensión por enfermedad. La mujer, de 29 años, estaba de baja por una grave depresión y vivía de los cheques de la aseguradora.

Cuando de repente dejaron de llegar los cheques, comenzó a investigar y averiguó que se le había cortado la ayuda porque ella se había expuesto en la red social de Internet, informó el canal de televisión ABC.

En las imágenes, se la veía con su madre en la playa y bebiendo alegremente en bares.

La joven de la provincia de Québéc alega en su defensa que siguió el consejo del médico, que le dijo que se marchara de vacaciones, que acudiese a un gimanasio y saliese tanto como pudiese con amigos.

Sin embargo, la aseguradora concluyó por las fotos en Facebook que la paciente ya se había recuperado de su depresión y era capaz de volver a trabajar. Lo que no quedó claro es cómo la aseguradora llegó a ver las fotos, cuando la canadiense asegura que sólo tienen acceso sus amigos.

Una portavoz de la aseguradora explicó a la emisora, que las fotos de Facebook son sólo una de las diversas razones por las que suspendieron los pagos a la paciente que, entretanto, ha presentado una reclamación y seguramente recurrirá la decisión ante los tribunales, señalan medios canadienses.