Ludwigsburgo Alemania.- El fabricante alemán de coches deportivos Porsche se alzó hoy victorioso en una disputa judicial contra el comité de empresa de Volkswagen, empresa de la que es el principal accionista.
Los representantes de los trabajadores de VW presentaron un recurso judicial de urgencia contra la incripción en el registro mercantil del nuevo Porsche Holding, sociedad en la que también estará englobada Volkswagen, una vez sea adquirida mayoritariamente por Porsche.

Los estatutos del Porsche Holding contemplan que los comités de empresa de Porsche y Volkswagen estén representados por igual en el consejo de vigilancia. Sin embargo, los representantes de los trabajadores de VW exigen una mayor representación, en vista de que el grupo automotor dispone de 324.000 empleados, frente a los 12.000 de Porsche.

El Tribunal Laboral de Ludwigsburgo, en el oeste del país, rechazó sin embargo la demanda presentada por los trabajadores de Volkswagen y alegó que la inscripción del Porsche Holding como Sociedad Anónima Europea (SE) en el registro mercantil no depende de una decisión judicial.

El comité de empresa de VW anunció un recurso contra la decisión de los jueces. El tribunal consideró además que, de anularse la norma sobre la composición del consejo de vigilancia, esto podría ir en perjuicio de los trabajadores de Porsche, por lo que instó a que el caso sea tratado en un juicio oral y no a raíz de un recurso de emergencia.

La estructura del Porsche Holding prevé que en el consejo de vigilancia se sienten tres representantes de los empleados de Porsche y tres representantes de los empleados de VW. Los representantes de los trabajadores de Volkswagen temen que esto perjudique a la plantilla, en casos en los que haya que decidir sobre la eliminación de puestos de trabajo o el cierre de fábricas.

Porsche dispone actualmente del 31 por ciento de las acciones de VW, por lo que es el mayor accionista del fabricante de automóviles con sede en Wolfsburgo, por delante del estado federado de Baja Sajonia, con algo más del 20 por ciento.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) anuló el día anterior la llamada "Ley Volkswagen", con la que el fabricante de automóviles quedaba protegido de maniobras de adquisición hostiles.

Dicha norma interna vigente en VW desde hace casi medio siglo impide que ningún accionista disponga de más del 20 por ciento del voto en la compañía, aunque su participación sea mayor.

Una vez eliminada dicha barrera, Porsche prevé aumentar su paquete accionarial hasta hacerse con la mayoría. En el Porsche Holding, Porsche pretende agrupar también a VW y a otras eventuales participaciones empresariales.