Universal
Dentro del Poder Judicial existen algunos puestos con poco futuro, y esto lo sabe hoy el juez Gerardo Eduardo García Anzures, encargado de varios de los juicios más importantes contra la mafia en México, y quien "por estrictas medias de seguridad" fue relevado
Dentro del Poder Judicial existen algunos puestos con poco futuro, y esto lo sabe hoy el juez Gerardo Eduardo García Anzures, encargado de varios de los juicios más importantes contra la mafia en México, y quien "por estrictas medias de seguridad" fue relevado. García Anzures corrió mejor suerte que su antecesor, quien fue asesinado en agosto de 2006.

Por "estrictas medidas de seguridad" el juez federal encargado del caso Zhenli Ye Gon y que ha procesado a diversos capos de las drogas fue sustituido ayer.

El juez Gerardo Eduardo García Anzures fue relevado luego de más de cinco meses de estar al frente del caso Ye Gon, acusado de encabezar una organización de tráfico de efedrina y de varios de los más importantes y delicados casos de delincuencia organizada que se desahogan judicialmente en México.

La sustitución de García Anzures, quien ocupó la titularidad del Juzgado Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales tras el asesinato del juez René Hilario Nieto Contreras, ocurrido el 17 de agosto de 2006 a manos de dos sicarios, se produce por "estrictas medidas de seguridad" adoptadas por el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

Algunas fuentes judiciales señalan que el juez recibió amenazas de muerte. No obstante, el impartidor de justicia no hizo comentarios al respecto.

En un año, el juez García Anzures tuvo bajo su responsabilidad casos como el del grupo de sicarios conocidos como Los Zetas y de su líder y jefe del cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén; el de los dirigentes del narcotráfico Alcides Ramón Magaña El Metro; Ricardo García Urquiza El Doctor, y Benjamín Arellano Félix El Señor Min, a quien hace tres semanas sentenció a 22 años de prisión.

Antes de ser nombrado juez Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el estado de México, García Anzures se desempeñó como tal en juzgados de Baja California y Jalisco, dos de las entidades donde operan grupos de gran peligro del crimen organizado. Los cargos que desempeñó como juez anteriormente fueron en los juzgados Sexto de Distrito en Baja California y Quinto de Distrito en Materia Penal en Jalisco.

Quien ocupará el lugar del juez García Anzures será designado de entre los nueve jueces federales adscritos al penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, por ser necesaria la experiencia en la especialidad de delincuencia organizada, de acuerdo con informes oficiales.

Entre los jueces que podrían ocupar desde hoy el lugar de García Anzures están los también impartidores federales de justicia Pablo Galván Velázquez, Fernando Alcázar Martínez, Alberto Augusto de la Rosa Baraibar, Francisco Miguel Padilla Gómez, Adalberto Maldonado Trenado, Arturo Fonseca Mendoza, Luis Núñez Sandoval, José David Cisneros Alcaraz y Maurilio Gregorio Saucedo Ruiz.

Otros de los procesos penales que estuvieron bajo su responsabilidad en el estado de México fueron los de la banda de secuestradores conocida como Los Colmenos, que dirigía Abel Benítez Albíter, y la también banda de plagiarios comandada por el policía de Morelos César Freyre. Igual se encargó de los juicios contra los lugartenientes del narcotráfico Adán Segundo Pérez Canales y Rogelio González Pizaña, entre otros más.

Uno de los casos más polémicos que le tocó llevar al juez García Anzures fue el de 47 talamontes del estado de México y contra quienes negó órdenes de aprehensión. El caso se volvió más polémico tras el crimen del campesino Aldo Zamora, hijo de Ildefonso Zamora Baldomero, presidente de bienes comunales de San Juan Atzingo y defensor de los bosques de una comunidad ubicada entre la entidad mexiquense y Morelos, junto a las lagunas de Zempoala.