El equipo de la Championship, segunda categoría del fútbol inglés, será penalizado ahora al menos con diez puntos.
Londres, Inglaterra.- El Portsmouth, uno de los clubes más antiguos del fútbol inglés, se declaró hoy en quiebra por segunda vez en dos años al acogerse de nuevo a la ley concursal.

Tras ser denunciado por la hacienda pública, el club de la costa sur inglesa vio congeladas sus cuentas bancarias el 3 de enero. Su recurso al concurso de acreedores le permite seguir operando mientras busca nuevos dueños.

El equipo de la Championship, segunda categoría del fútbol inglés, será penalizado ahora al menos con diez puntos, aunque la quita podría llegar incluso a 20.

En el primer caso, el Portsmouth quedaría justo por encima de la zona de descenso, por diferencia de goles, mientras que en el segundo, caería a la última posición de la tabla.

El club debe al parecer unos cuatro millones de libras (6,3 millones de dólares), la mitad a acreedores privados y la otra mitad en impuestos impagados.

La primera vez que el Portsmouth declaró su insolvencia fue en febrero de 2010, después de lo cual descendió de categoría.