Notimex
De alma caritativa y buena fe extraída de su riqueza, el actor irlandés Colin Farrell demostró su lado más humano al regalarle ropa y dinero a un indigente canadiense, además de pagarle un departamento en Toronto durante todo un año.
Montreal.- Farrell, quien fue de compras durante su estancia en Canadá con motivo del festival de cine que anualmente realiza en la ciudad, se encontró con Dave, un indigente que conoció en 2003, a quien subió a su lujoso automóvil.

En ese año y en el mismo lugar, el actor dublinés escuchó en la radio a un locutor de un programa local que ofrecía una recompensa a quien se encontrara con él, llamara a los estudios y lo pusiera al teléfono.

De esa manera, se acercó al primer indigente que vio, lo llevó a la emisora y le hizo ganar dos mil dólares.

Luego de ese tiempo, Farrell y Dave, conocido como el "Stress", por sus compañeros de calle, volvieron a encontrarse sobre el pavimento, y esta vez el actor lo llevó a una prestigiada tienda donde ordenó que le dieran "todo lo que él quiera".

A pesar de la libertad que se le otorgó, el indigente se limitó a escoger un abrigo de 500 dólares, un saco de dormir, y una maleta llena de calcetines, botas y calzoncillos.

Sin embargo, la voluntad del actor fue más allá de eso, pues una vez terminadas las compras le entregó dinero en efectivo, y lo condujo a un edificio cercano, donde le alquiló una habitación durante todo el año.

Actualmente, Colin Farrell participa en "Cassandra's dream", una película del cineasta Woody Allen, donde interpreta a uno de dos hermanos que intentan asesinar a uno de los peores enemigos de su millonario tío, a cambio de una importante cantidad de dinero.