Lourdes de Koster
La Secretaría de la Función Pública ordenará un nuevo proceso de aseguramiento de pruebas en el caso del Distribuidor Vial Revolución, por lo que las fechas de demolición y reconstrucción sufrirán ajustes considerables.
Ismael Ramos Flores, titular de la dependencia, sostuvo que el recabar las pruebas y elementos que comprueben fallas que aparecen en el estudio elaborado en el Estado de Texas, y que hace algunos días fue entregado a las autoridades estatales para su evaluación, se llevará al menos seis semanas más antes de iniciar la demolición.

"No tendría elementos para precisar el tiempo que llevará demoler y reconstruir esta obra", respondió al preguntarle sobre el periodo que tardará la nueva edificación.

Para llevar a cabo la demolición del Distribuidor Vial Revolución se tiene que realizar un proceso legal que se determina aseguramiento de la prueba, es decir, tomar muestras de los viaductos, del asfalto, del concreto, de las columnas, de los cimientos, entre otros aspectos.

Ramos Flores señaló que al momento en que se inicie la demolición de esta obra, "se pierde la prueba del delito. Entonces, para que no ocurra eso, tenemos que hacer el aseguramiento de la prueba".

Sobre el tiempo que lleva la integración del expediente sin que hasta ayer se iniciara la recuperación de la obra, el funcionario dijo que el aseguramiento de la prueba lo llevará a cabo la Secretaría de Gobierno.

"Normalmente los medios -de comunicación- traen una velocidad distinta y nosotros tenemos que asegurar que cada paso que demos sea un paso legal, para que posteriormente por una cuestión de rapidez o acelere nuestro, vaya a ser que el caso se pierde".