Nueva York.- Los precios del petróleo se recuperaron este miércoles en Nueva York, reaccionando al inesperado descenso de las reservas de crudo, de gasolina y productos destilados en Estados Unidos la semana pasada, que reavivaron los temores sobre la insuficiencia de la oferta ante la aproximación del invierno.
En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de "light sweet crude" para entrega en diciembre ganó 1,83 dólar para cerrar en 87,10 dólares, poniendo fin a tres sesiones consecutivas en baja, como consecuencia de tomas de beneficios y previsiones de una eventual reconstitución de las reservas estadounidenses.

En Londres, el Brent del mar del Norte para entrega en diciembre subió 1,52 dólar el barril para cerrar en 84,37 dólares.

La semana pasada, el barril de crudo había establecido un récord histórico en 90,07 dólares, favorecido por tensiones geopolíticas, la debilidad del dólar y temores sobre el aprovisionamiento.

Mientras la mayoría de los analistas había previsto en los últimos días un repliegue de los cursos en torno a 80 dólares el barril, estimando que el mercado había subido demasiado, el barril de crudo encontró en el informe semanal sobre las reservas petroleras en Estados Unidos, nuevas razones para aumentar.

Según el departamento de Energía (DoE) los stocks de crudo bajaron 5,3 millones de barriles (Mb), los de la gasolina 2 Mb, y las reservas de productos destilados, que incluyen combustible para calefacción y diesel
--particularmente seguidas antes del invierno-- descendieron en 1,8 Mb.

Los analistas preveían una alza de 960.000 barriles de crudo, 475.000 barriles más de gasolina y un aumento de 250.000 barriles de productos destilados.

"Los 'alcistas' estaban contra las cuerdas antes del informe del DoE, pero se verán fortalecidos por estas cifras", comentó John Kilduff, analista de MF Global.

Las cifras de reservas aumentaron los temores sobre un insuficiente nivel de la oferta. En Estados Unidos, las reservas de productos destilados, cuyo consumo alcanza un pico en invierno, son por ejemplo 7,6% inferiores al nivel en el que se situaban en el mismo período del año pasado.

En los países industrializados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), los stocks estarían en un nivel muy bajo, según una advertencia de la Agencia Internacional de Energía (AIE) lanzada dos semanas atrás.

"Hubo un descenso de los stocks bastante consecuente, que debería ayudar a solidificar los precios, que habían descendido en las últimas sesiones", dijo Simon Wardell, analista de Global Insight.

Pero según William Edwards, analista del gabinete epónimo, "los inversores reaccionaron a la sorpresa y no al informe propiamente dicho". El experto dijo que además "llegaron muchos fondos especulativos al mercado luego de la publicación del informe".

Según Adam Sieminski (Deutsche Bank), el mercado "reaccionó desmesuradamente", porque el nivel de las reservas de productos petroleros es "aceptable".

"Visto de cerca, se ve que la demanda de petróleo es débil en Estados Unidos y se acerca al nivel de Europa", afirmó.

Por otra parte, las tensiones geopolíticas enre Turquía y los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistan (PKK) replegados en Irak, entre Irán y los países occidentales, e incluso entre el gobierno nigeriano y los rebeldes separatistas del Delta del Niger, continúan favoreciendo el alza de los precios del crudo.

"Hay suficientes factores que justifican un incremento del barril de crudo a más de 90 dólares, incluso que justifican que algunos hablen ya de alcanzar los 100 dólares", advierten analistas de la casa de corretajes Sucden.