Roma, Italia.- Las estrellas de Hollywood Sharon Stone y Halle Berry casi consiguen robar al césar Marco Aurelio el espectáculo que le correspondía en la segunda edición del Festival de Cine de Roma, que finalizó hoy con la entrega del mayor galardón a la cinta estadounidense "Juno", del director Jason Reitman.
La rubia Sharon Stone y la morena Halle Berry, la primera actriz de color en lograr un Oscar, pusieron anoche un toque de glamour a la "Festa del Cinema" en Roma, con una gala benéfica contra el sida en la que también se dejaron ver figuras como Sofia Coppola, Mira Sorvino u Ornella Muti.

El jurado del festival, presidido en esta ocasión por el director bosnio Danis Tanovic, anunció hoy el resultado de su deliberación, tras diez días de intenso cine.

Así, en la segunda edición del Festival de Cine de Roma, "Juno", del director Jason Reitman, se hizo con el codiciado Premio Marco Aurelio de Oro a la mejor película.

La cinta es el segundo largometraje del canadiense Reitman y relata en tono de comedia la historia en Minnesota de la joven Juno, (Ellen Page), de 16 años, que se queda embarazada tras mantener su primera relación sexual y que a su corta edad ha de hacer frente a ese desafío.

Por otra parte, el jurado concedió el premio al mejor actor a Rade Serbedzija, por su interpretación en la película greco-canadiense "Fugitive Pieces", de Jeremy Podeswa.

Mientras tanto, Jiang Wenli fue elegida mejor actriz por su papel en la china "Li Chun" ("Y la primavera viene"), del director Gu Chang-wei, que también fue galardonado con un Premio Marco Aurelio de Oro.

El jurado también concedió un premio especial al director iraní Abolfazl Jalili, por "Hafez", anunciaron los organizadores del festival.

Antes de la ceremonia de entrega de premios, el compositor cinematográfico italiano Ennio Morricone, ganador de un Oscar, amenizó al público con una genial actuación con orquesta y coro.

En el festival se presentó un total de 167 películas, pero sólo 14 de ellas competían por el Premio Marco Aurelio del Festival de Cine de Roma, que dura diez días y tiene como objetivo ser una "fiesta del público" y no un evento para especialistas.

Por ello, el jurado era "popular" y estaba conformado por 30 italianos y 20 personas de 11 países europeos. No obstante, el director del jurado era un experto en cine, el bosnio Tanovic, creador, entre otros, de "No man's Land".

Entre las cintas en competición se encontraban las españolas "Barcelona, un mapa", de Ventura Pons, y "Caótica Ana", de Julio Medem, así como la coproducción entre Argentina y Brasil "El pasado", de Héctor Babenco, con Gael García Bernal.

Al término de la segunda edición del festival romano, los críticos italianos lanzaron un balance algo revuelto. El popular alcalde romano, Walter Veltroni, reaccionó rápidamente con una respuesta tajante: la de Roma "no es una fiesta del cine para los críticos, sino para el gran público del cine".