Brenda Delabra / Vanguardia
Saltillo, Coah.- Un carácter de acero es el que se ha forjado Yesenia Viezca a través del tiempo, que hoy le premia el esfuerzo realizado desde que ingresó como entrenadora a las filas del Inedec, al ser la ganadora absoluta de la categoría entrenador del Premio Estatal del Deporte 2007.
Con experiencia en gimnasia rítmica y nado sincronizado, la originaria de Palaú dio un giro radical hacia un deporte poco conocido pero fructífero en resultados, al cual tuvo que conocer primero para poder instruir a los nuevos valores.

"Me ha gustado más esta disciplina, como es un deporte individual los niños destacan hasta donde ellos quieran, según su esfuerzo y dedicación y el trabajo en equipo que hacemos tanto entrenador como atleta".

A finales de 2006 la joven entrenadora se despegó del grupo a cargo de Bárbaro López, emigrando al gimnasio del Estadio Olímpico para iniciar un nuevo proyecto, separación que desató comentarios dudando de la capacidad de Viezca Reyes.

"El Torneo del Pavo fue la primera competencia a la que fui sola, me sentí bien, me sentí capaz y dije `vamos a demostrar lo que sabemos hacer', los niños que yo llevé en ese momento quedaron en muy buen lugar, en Monterrey la Copa Leones ahí también, alumno que llevé, alumno que quedó en los tres primeros lugares", recordó con alegría la ganadora del Premio Estatal.

Tener el nombramiento como la mejor entrenadora de 2007, fue una gran sorpresa que sigue digiriendo y disfrutando de diferentes formas.

"La verdad sí, no me lo esperaba, tenía lo del Premio Estatal a la Mujer en el Deporte, yo dije a lo mejor gano lo que es la categoría Infantil porque es lo que yo manejo, tú me llamaste, yo no sabía nada y dije `vamos a preguntar primero' ya después me confirmaron y yo bien contenta porque no me lo esperaba", concluyó la instructora.