Los Angles, EU.- La prensa del entretenimiento en Hollywood puso en duda este lunes el futuro de una carrera promisoria en Estados Unidos para la actriz francesa Marion Cotillard, flamante ganadora del Oscar, luego de cuestionar la versión oficial de los atentados del 11 de septiembre de 2001.
"Normalmente a los ganadores de los Oscar les toma al menos pocos meses o años meterse en problemas, pero Marion Cotillard podría marcar un nuevo récord gracias a los extraños comentarios que hizo el año pasado que están ahora provocando un torbellino a solo unos pocos días de su victoria como Mejor Actriz" por el protagónico de "La Vie En Rose", señaló Los Angeles Times.

En la reseña aparecida en el suplemento de entretenimiento "The Envelope", uno de los más influyentes en Hollywood, reproducen las declaraciones completas de la actriz francesa de 32 años y apuntan: "Cotillard es bien conocida por creer en lo fantástico".

"En su discurso de agradecimiento de los Oscar dijo que su victoria comprobaba que 'hay algunos ángeles' en Los Angeles'", cerró con ironía esta reseña del suplemento donde es editor Tom O'Neil, considerado uno de los expertos en las premiaciones de Hollywood.

De su lado, la biblia del espectáculo "Variety" fue más lejos al darle mayor espacio a la información, destacada en la portada de su sitio web, y concluyó preguntándose sobre la promisoria carrera que se le vaticinó a la actriz tras su triunfo en el Oscar el pasado 24 de febrero.

"Queda por ver qué efecto tendrá la revelación de sus creencias en su futuro en las películas de Estados Unidos", indicó Variety tras recordar que su crédito está afichado para protagonizar la película "Public Enemies" al lado de Johnny Depp y Christian Bale, además del musical de Bob Marshall "Nine" junto a los españoles Javier Bardem, Penélope Cruz y la italiana Sophia Loren.

Hollywood Reporter, otro medio indispensable de la industria hollywoodense, se limitó a reseñar los comentarios de Cotillard en un recuadro minúsculo titulado "Marion's doubts" ("Las dudas de Marion").

Marion Cotillard dio las polémicas declaraciones durante un programa de televisión llamado "Paris Dernière", que le había consagrado la cadena Paris Première el 16 de febrero de 2007 y en el cual estimó que las Torres Gemelas de Nueva York representaban "un agujero financiero" y que "salía mucho más caro hacer obras en ellas que destruirlas".

"Creo que nos mienten sobre muchas cosas", dijo la actriz francesa, citando en particular el 11 de septiembre. "Tengo tendencia a creer a menudo en la teoría del complot", admitió.

El abogado de la actriz, Vicent Toledano, dijo a la AFP que Cotillard "nunca tuvo intención de refutar o poner en duda los atentados del 11 de septiembre de 2001 y lamenta la interpretación dada a unas viejas declaraciones que han sido sacadas de contexto".