Diana Renée/DPA
Valcke recordó que ya existe una preocupación por los retrasos en la preparación de Brasil hacia la cita de 2014.
Río de Janeiro, Brasil- La demora en el desenlace de la crisis desatada en el Ministerio brasileño del Deporte por las sospechas de corrupción lanzadas contra su titular, Orlando Silva, preocupan a la FIFA, que teme quedarse sin un interlocutor del gobierno para temas ligados al Mundial de fútbol de 2014.

"Yo espero que no haya un vacío", expresó el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, en una entrevista exclusiva al diario "Folha de Sao Paulo" publicada hoy, días antes del viaje de inspección a Brasil que realizará el dirigente en la semana próxima.

Valcke recordó que ya existe una preocupación por los retrasos en la preparación de Brasil hacia la cita de 2014, y dejó en claro su temor a que una crisis política pueda causar más demoras en el proceso.

"No hay tiempo a perder hasta el Mundial. Espero que no haya un período en que no haya una persona con la que yo pueda hablar", expresó el dirigente, quien reveló que recibió hace una semana la información según la cual la presidenta Dilma Rousseff designaría a la ex alcaldesa de Olinda, Luciana Santos, como interlocutora de la FIFA.

La salida del ministro Orlando Silva del comando de la cartera del Deporte era dada como virtualmente segura en la semana pasada, luego de que un agente de policía lo acusara de exigir sobornos para liberar recursos públicos para organizaciones no gubernamentales interesadas en realizar proyectos deportivos para niños pobres.

Tras reunirse con el ministro en la noche del viernes, la presidenta Rousseff optó por mantenerlo en el cargo, pero persisten las dudas sobre las posibilidades del político del Partido Comunista de Brasil (PCdoB) de mantenerse en el Gabinete.

La incertidumbre en torno al futuro comando del Ministerio del Deporte preocupa a la FIFA, según dejó en claro Valcke: "Lo que puedo decir sobre Orlando Silva es lo que la prensa brasileña escribió. Yo entendí que había preocupación por el señor Silva... Entendí que habría una persona nueva".

En noviembre, Valcke volverá a viajar a Brasil, acompañado por el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, para negociar cambios en el texto de la Ley General del Deporte elevada por Rousseff al Congreso. Hasta ahora, se ignora si Silva seguirá en el cargo en el mes próximo.

En los últimos días, el policía Joao Dias Ferreira, el autor de las acusaciones contra el ministro, entregó a la policía grabaciones que, según la prensa, no involucran directamente a Silva, pero que comprobarían irregularidades en el manejo de recursos de la cartera del Deporte por parte de sus asesores directos.