``No creo que ninguno de nosotros estará pensando cuál es el equipo que está abajo en las preferencias o algo parecido``, dijo Arena el martes.
Los Angeles, EU.- El único obstáculo en el camino del Galaxy de Los Angeles y de su astro David Beckham para conquistar el campeonato de la MLS es un equipo que a duras penas se clasificó a la postemporada.

A simple vista parecería que el partido del domingo en Seattle es un mero trámite para Beckham, su colega Landon Donovan y los abundantes astros del Galaxy.

Sin embargo, el técnico de Los Angeles, Bruce Arena, tiene la certeza que no será fácil liquidar al Real Salt Lake en la final de la liga estadounidense de fútbol.

``No creo que ninguno de nosotros estará pensando cuál es el equipo que está abajo en las preferencias o algo parecido``, dijo Arena el martes. ``Muy poco nos separa a un equipo del otro... Quiero decirles que Salt Lake no fue un equipo que tuvo una foja de seis derrotas más que victorias este año o algo por el estilo. Ha sido un equipo que ha sabido estar allí. Ha sido un equipo competitivo toda la temporada``.

El Galaxy y el Real viajarán a la zona del noroeste del Pacífico en la semana para la conclusión de la temporada de la MLS. Los Angeles buscará llevarse su tercer campeonato de liga en seis finales.

El Real Salt Lake, que llegó a la postemporada como el octavo preclasificado con foja de 11 ganados, 12 perdidos y siete empates, ganó tres partidos consecutivos de postemporada y avanzó a su primera final de su historia.

``Suena como que ni siquiera deberíamos de ir``, dijo el técnico del Real Salt Lake, Jason Kreis, con un comentario cargado de sarcasmo. ``No tenemos ni la más mínima oportunidad, "o sí?``, agregó.

Nadie en los dos vestidores espera una coronación automática para el Galaxy, aun cuando el equipo logró conjuntar a sus jugadores estelares con los resultados necesarios.

Los Angeles terminó con la mejor foja de la Conferencia Oeste a pesar de que tuvo un complicado comienzo de temporada, en la que el británico Beckham fue abucheado por el público del Galaxy durante un partido amistoso ante el Milan, debido a su prolongada estancia a préstamo con el club italiano.

``Hemos crecido como equipo todo el año y esto es definitivamente la culminación de esos esfuerzos``, indicó el defensa Gregg Berhalter, quien anotó un gol en tiempo extra, su primero de la temporada, en la final de la Conferencia Oeste ante Houston.

``Nunca nos hemos dado por vencidos y hemos logrado los resultados cuando muchas personas decían que no éramos un buen equipo``, agregó.

Gracias a que Beckham está desplegando su mejor fútbol desde que llegó a Estados Unidos y a que Donovan logró colocase entre los mejores goleadores de los playoffs de la MLS, ambos jugadores renunciaron alegremente a convocatorias de sus selecciones, prefiriendo buscar el campeonato de liga para el Galaxy.

Desde esa difícil bienvenida en julio, Beckham ha logrado recuperar el favor de gran parte de los aficionados que perdió durante su prolongado préstamo en Italia, aun cuando regresará conel Milan en enero.

``Creo que la razón (por la cual los aficionados no siguieron enojados con Bechkam) fue por la manera como David jugó y demostró que le importa el Galaxy de Los Angeles``, indicó Arena, quien buscará su tercer campeonato de liga luego de conquistar dos como técnico del DC United en la década de 1990.