Notimex
Barcelona, España.- El director técnico del FC Barcelona, Frank Rijkaard, deberá "hacer inventos" ante el Atlético de Madrid el próximo domingo en la Liga Española, tras las lesiones de varios de sus jugadores.
El mexicano Rafael Márquez y el español Carles Puyol se lesionaron el martes al jugar en Alemania, donde el Barcelona ganó 2-0 a Stuttgart para lograr su segunda victoria en la fase de grupos de la Liga de Campeones.

Además del zaguero mexicano y de Puyol, están lesionados el costamarfileño Yaya Touré, el defensa argentino Diego Milito, el centrocampista brasileño José Edmílson y el lateral italiano Gianluca Zambrotta.

"Las lesiones de Márquez y (Yaya) Touré (de baja desde el sábado pasado) nos obligan inventar algo diferente para la próxima jornada", señaló el "míster" holandés, y dijo que tendrá que ingeniárselas para crear un nuevo "11".

El mexicano estará en torno a un mes de baja por la rotura muscular del sóleo de la pierna derecha que sufrió al minuto siete ante el combinado alemán, donde salió como titular.

A la espera de que este miércoles se confirme su periodo de baja luego de someterse a las pruebas médicas, la ausencia de Márquez complica la línea defensiva del Barcelona.

El zaguero mexicano no está de suerte este inicio de campaña, ya que ante Stuttgart regresó a la titularidad tras perderse la cita ante Levante el sábado pasado por molestias en el tendón de Aquiles del tobillo derecho.

El "4" barcelonista apenas jugó siete minutos en el estadio Gottlieb Daimler, cuando pidió el cambio y entró Puyol, quien no pudo acabar el encuentro por una contractura en el muslo.

La baja de Márquez es especialamente negativa para el Barca, ya que se trata de un jugador polivalente, pues Rijkaard confía en él tanto como pivote defensivo como zaguero.

La dolencia del mexicano, que parece bastante más grave que la de Puyol, es la tercera lesión muscular en tres partidos consecutivos del conjunto catalán.

El puesto de pivote defensivo se verá afectado ante el conjunto rojiblanco el próximo domingo, ya que no estarán ni Márquez ni Touré, uno de los nuevos refuerzos "culés" para este curso.

Rijkaard tampoco cuenta con Edmílson, un habitual en este lugar en anteriores años del Barcelona, y hasta diciembre no estará recuperado de su lesión de rodilla.

Ante el Zaragoza (fecha quinta), Zambrotta sufrió una rotura muscular en el recto anterior de la pierna derecha que le mantendrá un mes de baja.

En la siguiente jornada, ante Levante, Touré se rompió el bíceps femoral de la pierna izquierda y también estará un mes fuera de las canchas.

En este mismo duelo, Milito tuvo que retirarse a la enfermeria en la segunda mitad debido a una inflamación en la articulación de la cadera, que le impidió jugar ante Stuttgart.

Con este panorama, Rijkaard recibirá él próximo domingo al Atlético del mexicano Javier Aguirre (séptima jornada del torneo casero) con un "11" muy poco habitual esta temporada, con el reto de sumar la que sería la sexta victoria consecutiva de los blaugranas (entre Liga y "Champions").

Los "culés" se han impuesto en los tres últimos compromisos ligueros (Sevilla, Zaragoza y Levante) y en los dos de la Liga de Campeones (Olympique de Lyon y Stuttgart).

Gracias a estos resultados, el Barca lidera su Grupo E en la máxima competición contintental (seis valores) y va cuarto en la Liga, a dos unidades del líder Real Madrid, con 16.