El Universal
Desarrollan estudiantes irlandeses un proyecto para facilitar el acceso de los invidentes a estos espacios cibernéticos
Un grupo de estudiantes irlandeses, en colaboración con IBM, trabajan en el desarrollo de un mundo virtual en que las personas con discapacidad visual tengan acceso a él, a través de la iniciativa Extreme Blue, que cuenta con un equivalente auditivo.

Este proyecto, que lleva por nombre Acceso a Mundos Virtuales, se encuentra en una etapa "prueba de concepto", pero con lo elaborado hasta el momento, se busca que los invidentes que ingresen a espacios cibernéticos cuenten con un sonar que alertará a los demás ciudadanos de su presencia, la dirección que tomen y la cercanía con los otros.

Colm O'Brien, uno de los cuatro investigadores que trabajan en el proyecto, mencionó que "cuando el usuario llega a este mundo, escucha una descripción de las cosas y de su ubicación".

En entrevista con la BBC, agregó que otra de las herramientas es sonidos asociados, como por ejemplo, si hay un árbol cercano se oye cómo se mueven las hojas con el viento.

Aunque el desarrollo se encuentra en Texas para su evaluación en el área de Habilidad Humana y Accesibilidad, se tiene contemplado que éste se utilizará en la plataforma Active Worlds, un mundo que también simula la realidad como Second Life.