Notimex
Cd. de México.- El llamado G-5 anunció que prepara acciones de inconstitucionalidad contra la reforma al Cofipe que aprobará el Congreso de la Unión y cuestionaron una serie de anomalías en el proceso de discusión del dictamen.
En rueda de prensa, coordinadores y diputados de los partidos del Trabajo (PT), Verde Ecologista de México (PVEM), Convergencia, Alternativa y Nueva Alianza reiteraron su rechazo a las reformas al Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe).

Los representantes de los partidos minoritarios en los órganos legislativos argumentaron que la estrategia de PAN, PRD y PRI es elaborar una reforma a modo de esos institutos políticos, y mostraron su inconformidad por los cambios en materia de coaliciones, así como la designación de tiempos de radio y televisión en campañas.

En vísperas de la reunión de la Comisión Ejecutiva de Negociación y Construcción de Acuerdos para la Reforma del Estado (Cenca), amenazaron con no asistir para no hacer quórum y así reventar la reunión en la que se prevé se presente la iniciativa que debe ser aprobada en las cámaras de Senadores y Diputados.

El coordinador de los diputados de Convergencia, Alejandro Chanona Burguete, detalló que en el caso de que falten cinco de las ocho fracciones que integran la Cámara baja no habrá quórum.

Agregó que en caso de que los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD) insistan con la aprobación, presentarán acciones de inconstitucionalidad ante la Corte por las reformas al Cofipe.

El coordinador del Partido del Trabajo (PT) en la Cámara baja, Ricardo Cantú Garza, expuso asu vez que la propuesta que presentó la Comisión de Gobernación al Cenca "no tiene legalidad, porque no fue avalada por todas las bancadas".

El legislador añadió que en la propuesta se incluye una "cláusula de vida" eterna que el PRI, el PAN y el PRD presentaron y que el G-5 no avaló, ni mucho menos propuso.

"Los partidos piensan que las alianzas sólo se pueden hacer entre un partido emergente y ellos. Eso no es así, ya que en varios estados hemos ido aliados sólo partidos pequeños. Sería un grave retroceso al sistema de partidos en México", abundó.

En tanto, el diputado federal del PVEM Xavier López Adame rechazó que las propuestas del G-5 pretendan privilegiar a grupos o familias y dijo que la disyuntiva es logar una democracia auténtica o una oligarquía organizada.

La coordinadora de Alternativa, Marina Arvizu Rivas, dijo que los tres grandes partidos prevén establecer una oligarquía y "están pavimentado el camino para el 2012" bajo la premisa de que con menos partidos habrá más recursos para ellos.

Por separado, el coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Emilio Gamboa Patrón, aseguró que las negociaciones relacionadas con las reformas al Cofipe avanzan, por lo que el lunes podría presentarse la iniciativa ante la Cámara de Senadores.

En entrevista, se refirió a las inconformidades manifestadas por los partidos minoritarios e insistió que a pesar de que éstos tienen la idea de que los quieren desaparecer, esa opción sólo la puede decidir lasociedad mexicana con su voto.