NOTIMEX
Madrid, España.- La poética del deseo del escritor mexicano Alberto Ruy Sánchez regresó a España con "La mano del fuego", su más reciente obra publicada por el sello Alfaguara en la que presenta "el erotismo, el deseo y la pasión contada desde dentro".
"De cierta manera sí es distinto a lo que esperaba. Desde que inicié esta pentalogía y hasta el quinto, que es este libro, fui haciendo distintas incorporaciones", declaró escritor mexicano a Notimex.

A 20 años de haber sido escrito su éxito "Nueve veces el asombro", que aún se sigue reeditando, Ruy Sánchez continuó "reflexionando sobre el deseo" en sus obras: "Los nombres del aire", "En los labios del agua", "Los jardines secretos de Mogador" y "La mano del fuego".

Para el escritor originario de la Ciudad de México, con dos décadas al frente de la Revista Artes de México, "La mano del fuego" "cierra un ciclo" de historias que 'pueden leerse fragmentadas', y que "sin pretenderlo" impulsan al lector a cultivar y explorar el deseo.

Escrita en el lenguaje universal de la pasión, 'La mano del fuego' fue traducida al vietnamita, serbio y árabe, lo que complace a su autor.

Sobre el hecho de que un psicoanalista en Zaragoza haya incorporado sus libros como parte de sus terapias para despertar el deseo, Ruy Sánchez se muestra modesto.

'Es un regalo que la gente te lea y le signifique algo o que eso le impulse a interiorizar o a cultivar el deseo, pero desde luego no es algo que pretendo. Lo tomo como un regalo de la gente'.

Dedicado los últimos veinte años a escuchar y contar historias sobre 'la poética del deseo', el autor ha recibido múltiples galardones por su trayectoria, como la distinción que el gobierno francés le otorgó al nombrarle Oficial de la Orden de las Artes y las Letras.

'Este libro no es una novela. Es lo que en el mundo árabe se llama una Jamsa, un relato amuleto que se dispara en cinco direcciones simbólicas como cinco dedos. Y después se cierra como si una tela o una historia envolviera el puño', escribió el autor en su libro.

Ruy Sánchez asumió en su obra que 'el narrador aquí nunca es el autor', y por ello intenta 'contar las historias sobre el deseo' que acerquen a la gente a ese mundo, sobre el que poco se reflexiona.

'La mano del fuego' está en las librerías españolas, en una edición del cuidado de Editorial Santillana, bajo el sello de Alfaguara.