La actriz asegura que su personaje en Rachel getting married es el más difícil que ha interpretado en su vida
Venecia, Italia.- La actriz Anne Hathaway aseguró hoy en la Mostra de Venecia que el papel que interpreta en la película Rachel getting married, del director Jonathan Demme, "ha sido el más complejo" de su vida.

Hathaway, que encarna a Kym, una joven que intenta abandonar su adicción en medio de una dramática situación familiar, reconoció que los actores suelen hacer esa afirmación cada vez que sacan una nueva película, pero dijo que "esta vez es en serio".

La actriz neoyorquina explicó que "admiraba" al personaje, que "es una mujer luchando por tener un lugar en su familia", aunque destacó que ella nunca "había tenido que hacerlo ni pasar por sus dramáticas circunstancias".

No obstante, aseguró que se "había divertido mucho" interpretando el papel.

Hathaway apareció sonriente y muy expresiva en la rueda de prensa y aplaudió cuando Demme explicó que había estado hace unos días en el acto de respaldo al candidato demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama.

La protagonista, que ya estuvo en Venecia hace un par de años cuando presentó The Devil Wears Prada (El diablo viste de Prada, 2006), ha devuelto un poco de lustre a una Mostra que este año apenas ha brillado en algún momento debido a la ausencia de grandes estrellas.

Hathaway declaró que le había encantado trabajar con el director colombiano Rodrigo García en la película Passengers porque es "muy muy apasionado y quiere mucho a los actores", por lo que expresó su deseo de volver a interpretar un papel en alguna de sus películas.