Pekín, China.- La subsecretaria de Relaciones Exteriores de México, Lourdes Aranda, presentó hoy al ministro de Asuntos Exteriores de China, Yang Jiechi, el pesar del Gobierno y del pueblo mexicano por la tragedia ocasionada por el terremoto de Sichuan.
Aranda encabeza la delegación mexicana que analiza en Pekín en la reunión binacional periódica, el estado de las relaciones.

En la sede del ministerio de Asuntos Exteriores de China, presentó hoy a Yang la carta oficial de entrega de 100.000 dólares, que se suman a otros 110.000 dólares, ingresados en la cuenta de la embajada china en México para ayuda a los damnificados por el terremoto de Sichuan.

También ofreció la subsecretaria el apoyo de México, que cuenta con experiencia en la reconstrucción, fase posterior a la emergencia, ya sea en manejo y administración de donativos o en el control de inventarios.

"Ofrecí nuestro apoyo y experiencia en la medida de lo posible, reconociendo al Gobierno chino su gestión de la crisis", manifestó.

Un equipo de rescate de 4 personas con perros ofrecido por México no fue aceptado por Pekín, como tampoco lo fueron los otros 140 países, entre ellos España y el Reino Unido, pero sí lo fueron los de Japón, Singapur, Corea del Sur y Rusia.

Aranda también analizó hoy la visita oficial del 10 al 12 de julio del presidente Felipe Calderón, "que demuestra la fortaleza de la relación" pues si para él es la cita bilateral del año en Asia, el liderazgo chino le recibe en la proximidad de los Juegos Olímpicos.

"Las relaciones políticas son de alto nivel, lo que prueban las importantes visitas respectivas. El canciller chino conoce muy bien México" añadió Aranda.

En Pekín, Calderón se reunirá con su homólogo, Hu Jintao, con el primer ministro, Wen Jiabao, y el presidente de la Asamblea Nacional Popular (ANP), Wu Bangguo, y en Shanghai, en donde la visita tendrá más contenido económico, con las autoridades municipales.

"Hu y Calderón se conocen y han hablado mucho. A ambos les preocupan los problemas globales como la cooperación o la crisis de los precios de los alimentos. China y México tienen interés en elevar el nivel de la relación en decisiones globales", destacó.

Durante la visita de Calderón a China se firmarán posiblemente acuerdos de protección de inversiones, comerciales, judiciales, en salud y medio ambiente.

Convenios existentes en cooperación científica, el interés de México en aprender de la biotecnología china, parques industriales o medicina tradicional, o el de Pekín por el seguro popular mexicano y experiencias de desarrollo social, prueban que aún hay mucho por explorar en la colaboración, señaló la subsecretaria.

"Somos dos países de contrastes y debemos continuar intercambiando ideas y experiencias en beneficio mutuo. En lo político el nivel es muy sustancial y en lo comercial están los mayores retos para disminuir el déficit" (mexicano), añadió Aranda.

La subsecretaria instó también a los empresarios mexicanos a encontrar los productos que puedan encontrar un mercado en China y contribuir así a reducir el déficit, desde los agropecuarios al turismo, entre otros.