Notimex
Cd. de México.- Con más de 20 años en el mundo de las letras, la escritora mexicana Cristina Rivera Garza, aseguró que el gran reto de la literatura, es volver contemporáneas los grandes temas universales, "capturar eso que nos hace ser ahora hombres y mujeres del siglo XXI".
En entrevista con Notimex, la literata, quien este jueves presentará su más reciente publicación, "La muerte me da", manifestó su preocupación por las cifras alarmantes de organismo internacionales en las que se indica que en México se lee muy poco.

"Los datos que se mencionan son alarmantes, es una situación seria, que merece que lo pensemos con creatividad y pasión", dijo.

La autora, quien además es historiadora por la Universidad de Houston, señaló que la lectura es importante, "no porque nos vaya a ser mejores seres humanos, o disciplinados, sino porque cada libro nos recuerda la posibilidad de que la realidad siempre puede ser otra cosa".

"Este principio que está implícito en el mundo de la novela, es un principio crítico y fundamental para la sociedad.

"No creo que quien lea más sea mejor persona, ni mucho menos que nos haga más buenos, si que un buen libro nos recuerda, que la realidad siempre puede ser otra. Si perdemos este principio, habremos perdido más de lo que podemos imaginar", expresó.

Autodefinida como una "militante de la lectura", dio a conocer que actualmente se encuentra emprendiendo un proyecto denominado "Citas Textuales", en el que se organizan encuentros entre autores y lectores, a fin de intercambiar puntos de vista sobre sus obras en el Tecnológico de Monterrey, Campus Toluca, donde se desempeña como profesora.

Nacida en Matamoros, Tamaulipas, cuenta que empezó a escribir porque para ella la escritura resulta ser una forma de orientar y determinar su mundo.

"Es una necesidad personal, nunca me he propuesto ser escritora, historiadora o socióloga, lo que me interesa es estar en contacto con la vida y conocer todo lo que pueda conocer", adujo.

Luego de cuatro años, la autora presenta "La muerte me da", un thriller intenso y vertiginoso donde nada, ni siquiera la lectura, es inocente. Es una novela perturbadora, ferozmente contemporánea.

Todo empieza el día en que una mujer descubre accidentalmente el cadáver castrado de un hombre joven. El cuerpo yace sobre el asfalto, al fondo de un callejón, acompañado de unos misteriosos versos de la poeta argentina Alejandra Pizarnik.

Sigue
Presentará Cristina/dos/Pizarnik. .
Cuando la mujer, que se hace llamar Cristina Rivera Garza, notifica su hallazgo a la policía, se convierte, de inmediato y de manera automática, en la Informante. ¿Qué ha visto? ¿Qué cree que signifiquen aquellos versos? ¿Por qué continúan apareciendo, en diferentes rincones de la ciudad, las mismas víctimas: hombres jóvenes, torturados, cercenados?

Dos mujeres, la Periodista de la Nota Roja, levemente jorobada, y la infatigable Detective del Departamento de Investigación de Homicidios, se empeñan en resolver un caso que depara, como toda la historia, más sorpresas que respuestas.

De acuerdo con la autora, la obra es una publicación que juega mucho con la forma que usualmente se le asocia al thriller, hay un misterio, una intriga.

"Hay una detective en un departamento. Esa detective tiene un asistente que es el personaje masculino más importante de la novela. Hay una serie de asesinatos de hombres jóvenes que han sido castrados y ese es el caso que la detective está trabajando.

"La novela juega con el thriller. Es una obra irónica, un libro que esta planteando y poniendo en escena el cuerpo masculino como un lugar de la imagen contemporánea, es una obra que de manera oblicua se plantea la cuestión de la fragmentación, como parte de la condición humana contemporánea", explicó.

Rivera Garza es Doctora en Historia Latinoamericana, ha sido profesora de varias universidades en México y Estados Unidos. Es autora de una obra colindante (novela, cuento, poesía, ensayo), interdisciplinaria (literatura e historia), escrita en su lengua materna (el español) y su lengua madrastra (el inglés).

A los 23 años, Rivera Garza fue catedrática de la Escuela Nacional de Estudios Profesionales Acatlán y ya había sido galardonada con el Premio de Poesía Punto de Partida, UNAM con Apuntes (1984) y el Premio San Luis Potosí de Cuento por su libro La Guerra no importa (1987).

Entre sus libros se cuentan La guerra no importa (1991); La más mía (poemas, 1998); La cresta de ilión y Ningún reloj cuenta esto (Andanzas, 2002); Nadie me verá llorar (Andanzas, 2000), principalmente.

"La muerte me da" se presentará el próximo jueves en la Universidad Iberoamericana, el 30 de octubre en el Instituto Tecnologico de Estudios Superiores de Monterrey, campus Toluca y el 31 de ese mismo mes en la Casa Refugio Citlaltépec.