Washington, EU.- Estados Unidos prevé presentar cargos criminales contra Bilal Hussein, un fotógrafo de la agencia Associated Press (AP) de origen iraquí acusado de colaborar con los insurgentes, informó el Pentágono.
El ejército presentará pruebas contra Hussein ante el Tribunal Penal Central de Irak este mes, señaló el Pentágono.El Gobierno de EU no ha hecho públicas las pruebas contra Hussein, quien permanece arrestado desde abril de 2006.AP solicitó el lunes en un comunicado, del que se hace eco hoy la prensa de EE.UU., la liberación inmediata del fotógrafo, quien hizo parte de un equipo fotográfico que ganó el premio Pulitzer -máximo galardón periodístico- en 2005.El ejército estadounidense informó, en el pasado, que Hussein permanecía arrestado por estar en posesión de materiales para la fabricación de bombas y propaganda terrorista.El Pentágono también dijo estar preocupado por el hecho de que Hussein fuese capaz de acceder de forma reiterada a las actividades de los insurgentes sin ningún riesgo para él.Geoff Morrell, portavoz del Departamento de Defensa estadounidense, explicó que habían decidido presentar cargos ahora después de que salieran a la luz "nuevas pruebas" contra Hussein.Morrell aseguró que el Pentágono tiene "pruebas convincentes e irrefutables de que Bilal Hussein es una amenaza para la estabilidad y seguridad de Irak, debido a su vínculo con la actividad insurgente" y definió al fotógrafo como "un agente terrorista que se infiltró en la AP".Dave Tomlin, abogado de AP, rechazó esas afirmaciones, al indicar que eso "es lo que el ejército lleva diciendo 19 meses"."Pero cuando pedimos ver lo que es tan convincente recibimos algo que no es convincente en absoluto", agregó.Los abogados de Hussein no han visto las pruebas contra él y Tomlin dijo que no esperan tener acceso a las mismas hasta la primera comparecencia ante los tribunales."Esto no es un debido proceso legal, nada parecido a un proceso legal", dijo Tomlin en declaraciones a los medios."Mantenemos la esperanza de que pueda haber una solución a la larga detención de Bilal Hussein, pero tenemos serias preocupaciones porque sus derechos legales siguen siendo ignorados cuando no abusados", afirmó Tom Curley, presidente de AP en un comunicado."Los pasos que está tomando ahora el ejército estadounidense continúan negando el derecho de Bilal a un debido proceso (legal) y pueden negarle el derecho a un juicio justo", indicó Curley.Añadió, además, que el trato que está recibiendo Bilal representa una violación de la misma justicia que EU dice querer ayudar a conseguir a Irak."Creemos que lo correcto es la liberación inmediata de Bilal", añadió Curley.Hussein, un ciudadano de origen iraquí de 36 años, empezó a trabajar para AP en 2004 y fotografió numerosas escenas en Fallujah y Ramadi, territorios donde ha tenido lugar una gran actividad insurgente, antes de ser detenido por tropas estadounidenses en su domicilio.El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), una organización con sede en Nueva York, ha denunciado que docenas de periodistas han sido arrestados por tropas estadounidenses y que al menos ocho de ellos han sidoprivados de su libertad durante semanas o meses sin cargo alguno.El CPJ calcula que unos 173 periodistas y asistentes han sido asesinados en Irak desde el comienzo de la guerra en marzo de 2003.