Miami, EU.- El artista mexicano José José ha aprovechado la celebración de San Valentín para presentar esta semana su nuevo álbum "El Príncipe y el bolero", con el que recupera canciones de amor de las décadas de los 70 y 80.
"No me platiques más", "Cómo fue", "La barca", El reloj" y "Sabor a mí" son algunas de las 16 canciones recogidas en el disco producido por Sony BMG.

La reaparición de José José con esta selección de temas contrasta con la interpretación que hizo el artista de "Don Erasmo Padilla", el padre de Lety en la telenovela mexicana "La fea más bella", que se transmitió el año pasado.

Porque detrás de su voz ronca existe una historia artística que conquistó a Hispanoamérica y que le ha situado como uno de los maestros del bolero.

Aunque sus inicios como artista fueron difíciles, en su carrera ha logrado vender 44 millones de discos y tener una estrella en el Paseo de la Fama en Hollywood en 2004.

Gracias a su amor por la música y a sobreponerse a ciertas batallas personales, José Rómulo Sosa, su verdadero nombre, alcanzó el éxito que hoy disfruta.

Sus primeros dos discos, "El mundo" (1965) y "Cuidado" (1969), fueron un fracaso en ventas. El segundo, trabajado por el productor Rubén Fuentes y el compositor Armando Manzanero, fue considerado poco comercial por la casa discográfica.

La situación económica se volvió precaria y José José, en honor a su padre, tuvo que buscarse la vida cantando serenatas para las enamoradas hasta que su disco "La nave del olvido" se popularizó en México.

Su participación en 1970 en el Festival de la Canción Latina (Festival OTI) con el tema "El triste" transformó su carrera y le permitió hacer giras por Latinoamérica.

En la década de los 70, el cantante se bautizó como "El Príncipe de la Canción" por su éxito con "El Príncipe".

En su vida personal sufrió muchos contratiempos, desde problemas con el alcohol hasta su primer divorcio con Natalia Herrera Calles.

Si bien cantaba al amor, "El Príncipe" sufría de amor y de salud hasta el punto de padecer un paro respiratorio.

Recuperado, y tras una gran temporada de giras por Estados Unidos y su país natal, el artista encontró el amor con la mexicana Ana Elena Noreña con la que contrajo matrimonio.

Aunque consagrado como la voz joven romántica, la casa discográfica no renovó su contrato y José José tocó otras puertas hasta recuperar con Ariola (ahora parte de Sony-BMG) su prestigio con los discos "Reencuentro", "Volcán" y "Lo pasado, pasado".

De estos trabajos salieron las canciones "Gavilán o Paloma" y "Si me dejas ahora" del compositor español Camilo Sesto.

En la década de los 80, obtuvo un éxito rotundo con conciertos a los que asistieron miles de personas y un récord en ventas con "Secretos" (1984), del que vendió cuatro millones de copias.

En plena cúspide, José José aprovechó para producir su único filme autobiográfico "Gavilán o Paloma" en el 1985.

Aunque su álbum "En las buenas y en las malas" (1990) fue un éxito rotundo, su vida personal se vio golpeada nuevamente.

Su voz decayó por agotamiento, problemas de salud y abuso del alcohol. Además, se divorció por segunda vez yse internó en una clínica en Estados Unidos para dejar finalmente el alcohol.

Tras conocer a la cubana Sarita Salazar, su representante, se casó por tercera vez en 1995. De este matrimonio, que actualmente reside en Miami, nacieron tres niñas: Celine, Monique y Sarita.

Su último disco de estudio "Mis duetos" (2007), "El Príncipe" recopiló los temas que cantó junto a José Feliciano, Vicente Fernández, Paul Anka, entre otros, y agregó dos temas inéditos con el mexicano Reyli y con su hija Sarita en "Email me".

Ahora con "El Príncipe y el bolero" pretende reafirmar sus cuarenta años de vida artística marcados tanto en el escenario como en su vida personal con tiempos de amor y desamor.