Los Angeles, EU.- Nissan presentó hoy en el Salón del Automóvil de Los Angeles las últimas versiones de los Nissan Murano y GT-R con la presencia del presidente de Renault-Nissan, Carlos Ghosn.
El Murano ha sufrido una profunda remodelación con respecto al modelo de "cruzado" CUV que apareció por primera vez en el 2003 por lo que la marca japonesa ha calificado la nueva versión como "la segunda generación".

Para el Murano 2009, Nissan utiliza la misma plataforma "D" de la berlina Altima junto con un nuevo motor de 3,5 litros en V6 que proporciona 265 caballos de potencia.

El vehículo también está equipado con la segunda generación de la transmisión CVT Xtronic (continuamente variable).

Entre los nuevos detalles destacan el botón de encendido, limpiaparabrisas que se activan de forma automática gracias a sensores de lluvia, asientos con calefacción en las dos filas y el portón trasero motorizado.

Nissan, cuyas ventas en EE.UU. en el 2005 y parte del 2006 sufrieron por la falta de nuevos productos durante casi 18 meses, introduce la nueva versión del Murano en cuanto ha detectado cierto aburrimiento de los conductores con el modelo.

Aunque las ventas del Murano siguen siendo saludables, con 81,362 unidades en el 2006, su punto más alto, en lo que va de año la cifra está alrededor de un 1 por ciento por debajo.

Además, la marca japonesa acaba de introducir el Nissan Rogue, claramente inspirado en la anterior versión del Murano por lo que los cambios estéticos y técnicos del Murano 2009 diferenciarán aún más los dos modelos.

El Murano 2009 estará a la venta en Estados Unidos en enero.

Nissan también aprovechó la muestra californiana para presentar el poderoso GT-R, que estará por primera vez a la venta en Estados Unidos a partir de junio del 2008.

Nissan ha calificado el GT-R como "el supercoche definitivo que puede ser conducido por cualquier, en cualquier momento y en donde sea".

Los ingenieros nipones han dotado al GT-R con un nuevo motor turbo gemelo de 3,8 litros en V6 que produce 480 caballos de potencia y que cumple las regulaciones más estrictas sobre emisiones. La transmisión acoplada es de seis velocidades con control de pedales en el volante.

El precio del vehículo será de 69.850 dólares para el modelo base y de 71.900 para el que añade un sistema de sonido Bose, asientos con calefacción y airbag laterales.