El Universal
Una camarógrafa y una reportera de Televisa Monterrey fueron privadas de su libertad por más de media hora. La agencia estatal de investigacionesno no ha procedido, ni externado opinión alguna sobre la situación.
La mañana de este viernes cuatro presuntos ministeriales secuestraron y golpearon a dos periodistas de Televisa Monterrey.

La camarógrafa Linsei Alemán y la reportera Daniela Aburto fueron privadas de su libertad por más de media hora, fueron encerradas en una de las celdas de la zona norte de la secretaría de seguridad pública del estado y golpeadas por agentes ministeriales.

De acuerdo a la versión de las periodistas, uno de los comandantes de la Zona norte les dio autorización de ingresar a las instalaciones policíacas y grabar una patrulla que había dañado un pandillero, cuando repentinamente tres hombres y una mujer, presuntos ministeriales, llegaron a golpearlas y destruir su equipo periodístico.

La camarógrafa trato de defender su grabación, pero finalmente perdió ante la fuerza de tres presuntos ministeriales que arremetieron contra ella, mientras la otra mujer golpeaba a la reportera.

"El coraje que traigo es porque son unos abusivos, no traían gafete, ni identificación, nosotras teníamos permiso de hacer este reportaje y de repente nada más nos agarraron a empujones y a golpes diciéndonos que estábamos arrestadas", comentó Linsei Alemán.

"Uno de los comandantes nos autorizo a Daniela y a mi grabar unas patrullas en mal estado y de repente llegaron a golpearnos, nos quisieron quitar la cámara pero yo no permití y nos empezaron a golpear ahí a la vista de todos los policías sin que nadie hiciera nada":

"Como no me pudieron quitar la cámara, ni la grabación, nos empezaron a golpear y nos llevaron a las celdas y nos siguieron golpeando, me quitaron la cámara y Daniela mi compañera trato de correr pero no pudo y a mi me agarraron del cuello y nos encerraron en un cuarto. Cuando llegaron los compañeros (prensa) simplemente nos dejaron ir".

Las periodistas de Televisa Monterrey originalmente acudieron a la colonia San Bernabé -a unos metros de distancia de la demarcación policiaca- para atender una denuncia anónima de dos madres de familia que se quejaban por el abuso de autoridad de unos policías.

La acción violenta en contra de las compañeras periodistas se perpetro en las instalaciones de la Secretaria de Seguridad Pública Estatal de la Zona Norte, en el apartado del Ministerio Público.

De acuerdo a la versión de las periodistas, los mismos compañeros de la Norte protegieron a los supuestos ministeriales y les permitieron huir.

A pesar de que en la grabación se ve claramente el rostro de los supuestos ministeriales, el titular de la agencia estatal de investigaciones Héctor Santos Sauceda no ha procedido, ni externado opinión alguna sobre la situación. El secretario de seguridad pública estatal, Aldo Fasci Zuazua tampoco está localizable.

La noche del martes 7 de enero un comando armado balaceo y arrojó una granada de fragmentación en contra de las instalaciones de Televisa Monterrey.

De acuerdo a la versión del director de Noticias de la televisora local, Francisco Cobos, al menos doce balas dieron en el portón de la televisora, aunque nadie resulto lesionado.

El director de la televisora reveló a los medios de comunicación que después de que el comando armado de sujetos encapuchados ataco las instalaciones de Televisa, se localizó una narcomanta amenazando a los periodistas.

Textualmente esta manta decía: "dejen de transmitir nada más a nosotros también transmitan a los narcomandatarios, esto es un aviso".