El Universal
Estiman que ante la menor compra de autos nuevos, el sector de refacciones muestre una demanda mayor a la registrada en 2008, lo que beneficiará a las ventas.
Este año los vendedores de refacciones de automotores no la pasarán mal. Debido a la menor venta de autos nuevos se demandarán mayores refacciones para los vehículos usados, estimó Agustín Ríos Matence, presidente ejecutivo de la Industria Nacional Autopartista (INA).

En conferencia de prensa dijo que este año el valor de las ventas de refacciones automotrices crecería entre 4 y 5% respecto a lo logrado en 2008, cuando se reportó un valor de mercado de 9 mil 500 millones de dólares.

Así, lo que para unos será un año de caídas en ventas como nunca antes se había registrado, para otros será de pujanza ya que el consumidor al no cambiar sus autos por unos nuevos, demandará más refacciones para sostener la utilización del que ya tiene.

También se dio a conocer el avances del VII Congreso Internacional de la Industria Automotriz en México (CIIAM) que se llevará a cabo del 13 al 15 de julio.

Enrique Beltrán, coordinador del CIIAM dijo que en el evento se reunirán analistas de México y el mundo y quienes hablarán de sus perspectivas de la industria para los próximos dos a cinco años.

Otro punto de interés del CIIAM serán el análisis de los efectos que en la industria tiene y tendrá todavía la crisis económica mundial. Factores de riesgo como la falta de créditos, la escasez de financiamiento a distribuidores, falta de inversión en infraestructura industrial, así como las nuevas fusiones en el sector automotriz serán otros de los temas que se abordarán en el Congreso.

La discusión sobre el nuevo modelo de compras de las plantas armadoras a sus proveedores, y su logística, en un escenario donde ya cambió el esquema de negociación con volúmenes a la baja, las variaciones en los costos de los materiales, el de energía y los diversos gastos en la operación de las empresas del sector.