Notimex
Los aspirantes a la presidencia de Estados Unidos tendrán un fuerte acercamiento sobre la política hacia Cuba; el republicano defiende el embargo comercial, el demócrata busca el diálogo.
Miami, EU.- Los aspirantes a la presidencia de Estados Unidos, el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain estarán esta semana en Miami en lo que será su primer "encontronazo" respecto a la política de Washington hacia Cuba.

McCain, quien defiende el embargo comercial y la política de línea dura del gobierno del presidente George W. Bush hacia la isla caribeña, tiene planeado reunirse el martes con grupos de exiliados en el aniversario de la Independencia de Cuba.

Mientras Obama, que favorece un diálogo con el gobierno cubano como un método para llevar reformas democráticas a la isla, así como el envío de dinero y viajes, ofrecerá un discurso tres días después ante la influyente Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA).

Josh Ernest vocero de Obama adelantó que los votantes del sur de Florida tendrán la oportunidad de hacer una clara selección entre lo que puede ser un cambio en Washington contra el compromiso de McCain "de continuismo" de la política de Bush hacia Cuba.

Las posiciones divergentes en el tema cubano, reflejan estrategias nacionales de campaña más profundas, con un Obama que quiere presentarse como un agente de cambio y un McCain que aspira a una imagen de experimentado en temas de política exterior.

Jeff Sadosky vocero de McCain advirtió que la visita de Obama a Miami podría ser impopular, por su posición de negociar con el gobierno comunista de la isla en forma incondicional antes de que éste realice cambios democráticos y elecciones libres.

Para Obama será su primera visita a Florida en nueve meses. En la pasada el grupo anticastrista Vigilia Mambisia protestó por su presencia. Ahora el grupo no planea "gastar su tiempo" y mejor apoyarán a McCain, según dijo a Notimex su líder Miguel Saavedra.

En febrero pasado en un debate en Austin, Texas, Obama indicó que sería partidario de un encuentro con el nuevo gobernante cubano Raúl Castro sin condiciones previas.

"Para Estados Unidos no sólo es importante hablar con sus amigos, sino también con sus enemigos", dijo el senador por Illionois en la ocasión.

Sandy Acosta vocera de la FNCA indicó que la presencia de los dos candidatos en Miamia marcará un hito y destacó la importancia de que ambos expongan sus posiciones ante la comunidad local, y las voces de los que pueden hacer algo por la isla desde afuera.

Oficialmente la FNCA no apoya a ningún partido, pero el grupo se opone a las reestricciones -de viajes de familiares a la isla y el envío de dinero- endurecidas por el gobierno de Bush, aunque no comparte la posición de Obama de diálogo abierto con el gobierno de Cuba.

Tanto Obama como su rival de partido Hillary Clinton boicotearon las primarias de Florida por violar las leyes del partido al adelantar su elección al 29 de enero pasado. Aún así Clinton ganó la votación, pero Obama no hizo campaña.

La visita tanto de Obama como de McCain al sur de Florida demuestra la importancia que tiene la comunidad cubano-americana entre el voto hispano, el cual puede marcar una diferencia en Florida, estado que bien podría ser clave para ganar las presidenciales de noviembre.