Universal
México.- Con la reforma electoral, recientemente aprobada, se podrán generar ahorros por más de 2 mil 500 millones de pesos durante 2008 y 2009, señala un estudio del Centro de Documentación e Información y Análisis de la Cámara de Diputados
Con la reforma electoral, recientemente aprobada, se podrán generar ahorros por más de 2 mil 500 millones de pesos durante 2008 y 2009, señala un estudio del Centro de Documentación e Información y Análisis de la Cámara de Diputados.

El monto del ahorro en materia electoral sería casi equiparable al que se pagó por Aeroméxico, poco más de 249 millones de dólares.

El documento indica que los ahorros, que representan una disminución de 29.14% del financiamiento público para los partidos políticos, provendría de la reducción en los gastos por actividades extraordinarias, ordinarias y específicas.

De acuerdo con un desglose, se podrán lograr ahorros en "actividades extraordinarias" -gastos que se destinan para campañas electorales- por 2 mil 85 millones de pesos.

En actividades "ordinarias" -gasto corriente de los partidos: pago de nómina y renta de inmuebles-, sería de 443 millones de pesos. Para las actividades "específicas" -difundir valores democráticos- el monto sería de 13 millones de pesos.

La suma total de los ahorros llegaría a 2 mil 541 millones de pesos. Sin la reforma electoral, el gasto en el periodo 2008-2009 sería de 8 mil 720 millones de pesos.

Los partidos políticos verían reducido su financiamiento. En el caso del PAN, en 707 millones de pesos; del PRI, 494 millones; del PRD, 425 millones; del PT, 202 millones; del PVEM, 213 millones; Convergencia, 190 millones; Nueva Alianza, 178 millones, y Alternativa, 133 millones.

En el análisis La reducción del financiamiento público de los partidos políticos nacionales como resultado de la iniciativa de reforma al artículo 41 constitucional, formulado por el investigador Reyes Tépach, reconoce que la reforma contiene una fórmula "menos volátil que la vigente", pues deja de depender del número de partidos políticos en el Congreso.

"Se trata, en suma, de un nuevo sistema de financiamiento a los partidos políticos, que se reflejará en un sustancial ahorro en las finanzas públicas del país", sostiene el documento.

La reforma electoral aprobada por el Congreso de la Unión, y por una mayoría abrumadora de congresos estatales, establece como única vía para la publicidad electoral en la radio y la televisión los tiempos oficiales del Estado, entre otros puntos.