Según los resultados oficiales preliminares, contabilizada casi la totalidad de las actas el PRI logró conservar los gobiernos del industrializado Nuevo León, Campeche y Colima
Ciudad de México.- El opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), vencedor de las elecciones legislativas realizadas el domingo en México, también obtuvo al menos cuatro de las seis gobernaciones en disputa y alcaldías de ciudades importantes como Guadalajara y Cuernavaca.

Además le arrebató al Partido Acción Nacional (PAN), del presidente Felipe Calderón, el estado de Querétaro, que era un bastión panista, y se atribuye el triunfo en San Luis Potosí, donde no hay resultados claros por problemas en el sistema de cómputo.

El PRI perdió frente al PAN, en contraste, la gobernación de Sonora, un estado del noroeste que está bajo el impacto de la muerte de 48 bebés y niños en un incendio ocurrido hace un mes en una guardería.

El centro infantil era propiedad de esposas de funcionarios locales y el fuego se inició en una bodega contigua usada para guardar papelería por el gobierno estatal.

Estos son los resultados preliminares de las elecciones para gobernador; en algunos estados el PRI compitió en alianza con otras agrupaciones:

Nuevo León:

PRI: 48,76 por ciento

PAN: 43,58 por ciento


Campeche:

PRI 51,30 por ciento

PAN 43,15 por ciento


Colima:

PRI 49,62 por ciento

PAN 44,52 por ciento


Querétaro:

PRI: 49,10 por ciento

PAN: 43,73 por ciento


Sonora:

PAN: 47,6 por ciento

PRI: 43,6 por ciento


San Luis Potosí: pendiente, virtual triunfo del PRI