Rolando Franco
Saltillo, Coah.- A finales del siglo 19, una finca ubicada al entonces oriente de la ciudad, donde hoy es la Escuela Coahuila, fue utilizada como reclusorio de salud mental, donde, según se cree, pacientes fueron utilizados como conejillos de indias para experimentos científicos.
Aunque se desconoce el motivo, dicho centro fue clausurado en 1920 para después de una remodelación ser habilitado como hospital privado con el nombre de San Vicente. Seis años después el edificio fue tomado por el Ejército Militar Nacional para convertirlo en cuartel general.

Durante esa época, cuentan las leyendas, decenas de personas fueron fusiladas y enterradas en las cercanías del lugar, por lo que se cree aún rondan por ahí sus almas en pena.

Su construcción

En 1930 el entonces gobernador del estado, don Nazario Ortiz Garza, adquirió el inmueble mediante un pago de 247 mil 414 pesos con 29 centavos para que fuera adaptado el edificio como escuela.

La construcción de la nueva escuela se inició en 1930 y fue concluida para el inicio del ciclo escolar de septiembre de 1931, es decir hace 75 años.

Inicialmente la escuela llevó el nombre de Centro Coahuila, pero con el paso del tiempo adoptó el nombre de Escuela Coahuila, como es conocida hasta ahora.

El edificio que alberga esta institución se construyó sobre una superficie de 10 mil 666 metros cuadrados, que incluyen el edificio y las áreas de esparcimiento.

El diseño del plantel fue obra del ingeniero Zeferino Domínguez Villarreal y construido por Blas Cortinas.

En lo alto, donde descansa la escalera central del patio, la escuela conserva la obra diseñada por el pintor Salvador Tarazona, elaborada en mosaico horneado, quien también elaboró el medallón luminoso ubicado en el techo del salón de actos, en que se representa la Libertad, Esperanza, Ciencia y Educación.

El mural en azulejo que adorna las paredes centrales de la escuela presenta los relieves de guerreros y pescadores cubiertos de pintura dorada, que representan a maestros (los guerreros) en pie de lucha contra la ignorancia, y educadores (pescadores) rescatando de las aguas de la ignorancia a sus alumnos, como peces llevándolos al saber.

El salón de actos de la escuela lleva el nombre de Venustiano Carranza, cuyo retrato original durante varios años colgó de una de sus paredes, para después ser trasladado al Palacio de Gobierno, donde actualmente se encuentra adornando el despacho del Gobernador.

La primera planta de maestros de la escuela estuvo integrada por Zenón M. Barba, como director, y de las profesoras Guadalupe González Ortiz, Carme Elizondo, Ana María Escobedo, Carmen

Hernández, Ana María Aguirre, Rogelia de León, Ardelia Fraustro y Beatriz Santoscoy.



HISTORIA
>Algunas fechas clave y otros datos de la Escuela Coahuila:

* En 1930 inicia la construcción del edificio escolar.

* En septiembre de 1931 inician las operaciones de la escuela.

* El diseño del edificio estuvo a cargo del ingeniero Zeferino Domínguez Villarreal y fue construido por Blas Cortinas.

* Los murales en azulejo con que cuenta el edificio son obra de Salvador Tarazona.

* El retrato original de don Venustiano Carranza estuvo muchos años en la escuela, hasta que fue trasladado al Palacio de Gobierno.

* Donde está construida la Secundaria Humberto Elizalde Jasso era el patio de recreo de la Escuela Coahuila.