El Universal
En un arículo que publica Los Angeles Times se condena que en pleno siglo XXI una televisora muestre gente con la cara pintada de negro; afirman que Televisa no ve nada de malo en los 'aldeanos'
CIUDAD DE MÉXICO. La escenografía estilo africano del programa Primero el Mundial, con "extras" con la cara pintada de negro que se colocan en la parte trasera del foro, en lo que denominan "la aldea", ha sido considerada racista en un artículo del diario Los Angeles Times.

"Sí, en el siglo 21 (sic), hay personajes con cara pintada de negro en una importante cadena de televisión", dice Los Angeles Times sobre el programa de Televisa que conducen Carlos Loret de Mola, Brozo, Enrique Burak y Jacqueline Bracamontes.

En el escrito que se titula "racismo en México erige su fea cabeza", se señala que "muchos mexicanos se dicen que no son racistas y que el racismo existe muy poco en México, una nación, después de todo, de mestizos, que son de sangre europea e indígena", abunda.

Pero en el texto de Los Angeles Times recuerdan las declaraciones del ex presidente Vicente Fox, cuando dijo que "los migrantes mexicanos hacían el trabajo que ni los negros querían hacer" o la polémica que generó en Estados Unidos la imagen de "Memín Pinguín", a quien acusaban de ser casi un mono.

El periódico criticó aún más que la jornada contra el racismo del Mundial de Sudáfrica, en el partido de Brasil contra Holanda, haya aparecido después de las "caricaturas" de gente pintada de negro.

"La gente de Televisa, empresa de radiodifusión por excelencia de México, dice que los personajes con su cara pintada de negro por la mañana no significa absolutamente nada de malo y que son demostración de la charla.

"Es sólo una parodia, dicen, un segmento de humor cuando las noticias son más, y no debe ser tomado en serio", pero además critican que uno de los presentadores esté disfrazado también: "después de todo, uno de los co-anfitriones es un payaso de pelo verde (Brozo)", sentencia Los Angeles Times, quien finalmente añade que Televisa se vanagloria del programa pues "el rating está por las nubes".