RIO DE JANEIRO.- El príncipe Carlos de Inglaterra advirtió el jueves que, a menos que las naciones tengan éxito en frenar la deforestación y las emisiones de gases que agravan el efecto invernadero, el planeta sufrirá un daño ambiental irreversible en menos de una década.
En un discurso ante aproximadamente 150 líderes empresariales en Río de Janeiro, el príncipe Carlos dijo: ``Los pronósticos más optimistas nos dicen que tenemos menos de 100 meses para cambiar nuestro comportamiento antes de arriesgarnos a un cambio climático catastrófico y a los inimaginables horrores que esto traería''.

``Cualquier dificultad que enfrenta ahora el mundo será nada comparada con los efectos totales que tendrá el calentamiento global sobre la economía mundial'', señaló.

``Dará como resultado enormes movimientos de gente escapando de inundaciones o de sequías; en un escenario de producción de alimentos incierta y de escasez de agua y, por supuesto incrementando la inestabilidad social y potencial de conflictos. En otras palabras, afectará el bienestar de todos los hombres, mujeres y niños de nuestro planeta'', agregó

Tras calificar la crisis económica mundial como la peor en generaciones, señaló que el desarrollo sustentable era la mejor y quizá única forma de garantizar el crecimiento económico futuro.

``¿No nos está diciendo la crisis global en la que nos encontramos que el desarrollo sustentable será el generador principal --quizás el único-- del desarrollo económico e industrial del futuro?'', preguntó

El miércoles, el príncipe Carlos se reunió con el presidente brasileño Luiz Inacio Lula Silva, con el ministro de Relaciones Exteriores Celso Amorim y los presidentes del Senado y la cámara baja del Congreso de Brasil.

También tiene agendado visitar las ciudades de Manaos y Santarem en la selva amazónica antes de viajar a Ecuador el domingo.