El Universal
A las iniciativas de alta aceptacíón social, la oposicíón en la Cámara de Diputados agrega la de reducir las tarifas de petrolíferos; los proyectos van a comisiones.
La bancada del PRI propuso la reducción de 30% en los precios de gasolinas y diesel, como una forma de apoyar el desarrollo económico en la presente etapa de crisis, y en defensa del poder adquisitivo de la población.

En paralelo, otra propuesta del PRI y del PRD también propone la reducción de los precios de los petrolíferos.

Jericó Abramo Masso, del PRI, propuso el descuento al consumidor de los petrolíferos, "convencidos de que no es justo seguir cargando los costos de la crisis en los sectores desprotegidos del país".

En la exposición de motivos de una modificación a la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), el legislador plantea que la crisis obliga a "buscar mayores y mejores esquemas de apoyo para reencauzar la actividad económica".

Dice que al bajar los precios de las gasolinas Magna y Premium, así como del diesel, ello genera apoyos a las pequeñas y medianas empresas, además de que se impulsa el transporte y se abarata la oferta de vehículos.

Las alzas que se han dado a los petrolíferos en México, han tenido como efecto el desacelerar la actividad económica y aumentar la inflación, y bajar los precios impactará positivamente en la economía nacional.

"Congelar los precios de las gasolinas, hoy es insuficiente, "por lo que proponemos una reducción significativa tendiente a disminuir el efecto de la crisis, en los sectores más desprotegidos", insistió.

Por otra parte, le priista César Duarte y la perredista Mónica Fernández Balboa formularon una propuesta, a fin de que la Cámara de Diputados exhorte a la Secretaría de Hacienda a reducir los precios de las gasolinas y el diesel, y que los ingresos que serán sacrificados los cubra con los fondos de estabilización petrolera.

De acuerdo con Duarte y Fernández, la reducción de precio a la cotización de junio de 2008, ubicaría el litro de gasolina en 7.17 pesos el litro de Magna, y 8.99 de Premium.

Las propuestas que castigarían la captación de recursos del gobierno federal están pendientes de revisión y votación del pleno.