Univesal
Una juez federal opinó que es procedente la extradición a Estados Unidos del ex gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, para que sea juzgado en ese país por operaciones de narcotráfico y lavado de dinero, ante las órdenes de aprehensión giradas en su contra por la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York.
Ayer, familiares y abogados defensores del ex mandatario anunciaron que impugnarán por la vía del amparo esa resolución que calificaron de injusta e inconstitucional. Consideraron que a Villanueva se le pretende juzgar dos veces por un mismo delito, ya que las acusaciones en Estados Unidos son las mismas por las que fue absuelto en México.

El ex goberandor fue notificado la madrugada de ayer de la opinión jurídica realizado por Silvia Carrasco Corona, juez primera de Distrito de Procesos Penales Federales en el DF, en el expediente 1/2001-I, aunque esta resolución no es definitiva.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) -que aún no recibe la opinión de la juez- es la autoridad competente que decidirá si Villanueva Madrid es o no entregado a Estados Unidos, aunque de acuerdo con la juzgadora, esto es procedente, ya que la petición formal presentada por Estados Unidos, "se ajustó a las condiciones y términos establecidos en el Tratado de Extradición" celebrado entre ambos países.

En su dictamen, Carrasco Corona expuso que los alegatos presentados por la defensa para impedir la extradición eran infundados, pues se argumentó que los delitos que se le imputan en Estados Unidos ya prescribieron, y que se trata de cargos por los que fue juzgado en México y de los que resultó absuelto.

La defensa, incluso expuso ante el juzgado que "las pruebas allegadas al expediente, son ineficaces para acreditar el cuerpo del delito por el que es requerido", aunque la juez no dio validez a estos argumentos.

A Villanueva Madrid se le acusa en Estados Unidos de asociación delictuosa para importar y poseer cocaína con fines de distribución; así como de sociedad criminal para dirigir transacciones financieras que implican ganancias por narcotráfico y soborno, con la intención de promover la realización de esa actividad ilegal.

También se le imputan operaciones financieras, "a sabiendas que fueron planeadas para ocultar y disfrazar la naturaleza, el lugar, el origen, la posesión y el control de las ganancias de la actividad ilegal".

Por estos delitos, Villanueva fue detenido el 21 de junio, cuando salió libre del penal de máxima seguridad.