Caracas, Venezuela.- La productora que organiza el concierto de Alejandro Sanz en Caracas, Evenpro, expresó hoy su confianza en que se supere el "impasse" con el gobierno venezolano, quien decidió suspender el espectáculo del cantautor español, previsto para el 1 de noviembre.
Una declaración de la empresa señaló que el show "no ha sido suspendido" e informó que se está conversando con el Ministerio de Educación Superior venezolano para mantener al Poliedro de Caracas como lugar del evento.

Las autoridades venezolanas habían argumentado razones de seguridad para la suspensión del recital, aunque autorizaron la presentación de otros artistas en el Poliedro, que pasó a jurisdicción del Ministerio de Educación Superior.

"La empresa certifica que ha realizado toda la tramitación necesaria para llevar a cabo la presentación de Alejandro Sanz en el Poliedro de Caracas. En caso de que definitivamente no esté disponible El Poliedro para la fecha propuesta, Evenpro responsablemente considerará otro espacio que garantice las condiciones adecuadas para el público y el espectáculo", señaló el comunicado.

A comienzos de semana medios locales venezolanos especularon con que el gobierno venezolano suspendió el concierto de Sanz como represalia por las declaraciones que el artista efectuó en su anterior visita al país en febrero de 2004.

En esa oportunidad llego a decir: "El presidente Chávez no me gusta, tampoco me gustan los de otros sitios, y el mío tampoco me parece que lo haya hecho muy bien".

"Yo no vengo a hacer revolución, vine a cantar. Pero si pudiera escribir una canción al país, se llamaría tres millones de firmas. Si me recogen eso para que deje de cantar, dejaría de hacerlo", indicó ironizando sobre la recolección de firmas que la oposición realizaba en ese entonces para convocar un referéndum contra Chávez.

Las declaraciones de Sanz fueron tomadas como un desafío por los seguidores del presidente venezolano, que iniciaron una "recolección virtual" de firmas en su contra a través de una página web, en la que solamente se obtuvieron 230.000 rúbricas.