La propuesta, que los productores han catalogado como su ``última, mejor y final oferta'' llega cuando ambas partes terminan tres días de negociaciones.
Los Angeles, EU.- Los productores de Hollywood presentaron al Sindicato de Actores de la Pantalla (SAG, según sus siglas en inglés), una nueva oferta con la esperanza de terminar la disputa laboral que se ha extendido por varios meses.

La propuesta, que los productores han catalogado como su ``última, mejor y final oferta'' llega cuando ambas partes terminan tres días de negociaciones.

SAG, la última de varias organizaciones sindicales que accedió a firmar contratos de largo plazo, se opuso a la oferta previa de los productores, diciendo que falló en garantizarle al sindicato que quedarán cubiertos ante producciones hechas sólo para Internet y que tendrían pagos residuales por las producciones de Internet transmitidas en plataformas digitales, entre otros asuntos.

La Alianza de Productores de Cine y Televisión (AMPTP) dijo que la oferta provee pagos residuales para una gran cantidad de programación por Internet, aunque estaba poco claro si específicamente solucionaba las demandas del sindicato de actores.

Dijeron también que la oferta representa un aumento de 250 millones de dólares por encima de los contratos que vencieron el 30 de junio pasado.

Un mensaje dejado por la AP a la portavoz del SAG, Pamela Greenwalt, no fue devuelto de inmediato.

``Los términos de esta oferta son los mejores que podemos o vamos a ofrecer a la luz de los otros cinco grandes acuerdos logrados y negociados el año pasado y ante la extraordinaria crisis económica que se ha afectado las economías del mundo'', dijo la AMPTP en comunicado de prensa.

Los productores dicen que el SAG tiene 60 días para aceptar la propuesta. Después de eso se reservan el derecho de modificar o retirar la oferta.

Los productores insisten en que los contratos de tres años comenzarían en el momento en que se ratifiquen, en lugar de la fecha de expiración de los anteriores, lo que le restaría al SAG capacidad para unir fuerzas con los directores y guionistas y así incrementar su poder de negociación cuando los contratos vuelvan a expirar en el 2011.

Las negociaciones de esta semana son secuela de varios meses de luchas internas en el sindicato, que despidió a su director ejecutivo nacional, Doug Allen, a principios de mes. Allen apoyaba la realización de una huelga pero al ser sustituido es poco probable que eso suceda.

Las reuniones marcan el primer encuentro de las partes desde noviembre pasado.