Critica oposición la ley, ya que argumenta que puede ser usada por parejas en conflicto para quedarse con los hijos.
Montevideo, Uruguay.- Los niños uruguayos pueden estar de parabienes. El Congreso aprobó un proyecto de ley que prohibe el castigo físico a los menores.

La Cámara de Diputados aprobó, aunque no se informó de la votación, el proyecto por los legisladores de la mayoría oficialista del Frente Amplia, algunos del Partido Colorado y con los votos en contra de los legisladores del Partido Nacional.

El Senado ya había aprobado el proyecto de ley y ahora solo falta la promulgación por parte del gobierno del presidente Tabaré Vázquez.

El proyecto anexa al Código del Niño y del Adolescente la prohibición del "castigo físico o cualquier tipo de trato humillante como forma de corrección o disciplina de niños, niñas adolescentes".

El proyecto coincidió en la víspera con el "Día de los Derechos del Niño" dispuesto por la organización de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) . Resta ahora que el poder ejecutivo lo promulgue para que sea ley.

El diputado oficialista Edgardo Ortuño dijo que "esto supone un desafío de transformación de las pautas culturales. Antes era común en las escuelas el 'tinguiñazo' (golpe) con la regla o 'las orejas de burro' (tirón de orejas). Ahora hay que impedir que el maltrato se dé en el seno de los hogares".

Rodrigo Goñi, del partido Nacional recordó que alguna vez, cuando niño, recibió una bofetada, sin mucha fuerza, que impactó su rostro. Goñi recordó aquel episodio de su infancia para votar en contra del proyecto y admitió que la acción de su madre estuvo bien porque la "había mandado ya saben donde". Dijo que a partir de ahí no repitió la frase.

El diputado del partido Nacional, Julio Basanta, al discrepar, indicó que el proyecto está lleno de buenas intenciones, pero es inaplicable. "¿Cuantas veces uno le dijo a su hijo eso es cuco (un fantasma imaginario para asustarlo) o está caliente si quiere meter un dedo en el enchufe. O le ha dado una palmada en su mano. ¿Cuales son los límites?".

Agregó que aquellas personas que quieran perjudicar a su pareja diciendo que maltrata a su hijo "se van a hacer una fiesta".

Su correligionario Sergio Botana recordando algunos antecedentes recientes en la propia Cámara indicó que las normas sobre violencia deberían ser incorporadas al reglamento interno de Diputados. Aludía a la pelea a puñetazos entre otro diputado del partido Nacional y un par de oficialistas y el más reciente entre otros dos diputados, que fue evitado a ultimo momento.

Botana señaló que "lo que es claro es que, si nos guiamos por este proyecto, si yo doy un coscorrón paso a ser un delincuente".