Viena, Austria.- Ni banderas de gran tamaño, ni videocámaras ni megáfonos, ni rollos de papel higiénico serán admitidos en los estadios austríacos y suizos durante la celebración de la Eurocopa el próximo junio, según las instrucciones de la UEFA.
En un comunicado, la organización del certamen insistió en que los asistentes a los partidos están sometidos a "estrictas reglas" sobre los objetos que pueden introducirse en los campos de juego.

Aparte de la evidente prohibición de armas, sustancias inflamables y pirotécnicas o envases de material duro, las normas de la UEFA impedirán acceder a los estadios con banderas de dimensiones mayores de 2 por 1,5 metros y mochilas o maletas de gran tamaño que no quepan bajo los asientos.

Una excepción son las pancartas gigantes de grupos de aficionados, que tendrán que solicitar permiso para usarlas a la organización del campeonato un día a antes del partido.

También se limitará el acceso a banderas con astas de más de 1 metro de longitud, con excepción de las de material plástico flexible.

Cualquier otro elemento susceptible de ser empleado como arma, incluidos paraguas o cascos, tendrá que quedarse fuera de los estadios.

Tampoco se verán muchos lanzamientos de rollos de papel higiénico, ya que la UEFA prohíbe la entrada de "grandes cantidades de papel" e incluso el uso de gorras y banderolas puede limitarse si hacen publicidad de empresas que no sean patrocinadoras oficiales, para evitar, según la UEFA, "que se beneficien de la competición".

Aparte de la publicidad comercial, cualquier muestra de eslóganes políticos o religiosos será vetada de las gradas, y especial mención hacen las normas a los mensajes de carácter sexista, racista, de extrema derecha o nazi.

Para animar con fuerza a sus equipos, las hinchadas tendrán que recurrir exclusivamente a sus gritos, ya que los megáfonos, bocinas y cualquier "aparato emisor de sonidos operado mecánicamente" no será admitido en los estadios.

Las cámaras de foto únicamente podrán introducirse sin son para uso privado y sólo con un juego de baterías. Por lo demás, ni videocámaras, ni aparatos de registro de imagen o sonido, ni equipos que sirvan para distribuir sonidos, imágenes o resultados de los encuentros son permitidos en los campos,

En general, se evitará la entrada de cualquier objeto que pueda poner en peligro la salud pública o "dañar la reputación de la UEFA".